¡Comparte en tus redes!

Mal aliento, remedios caseros efectivos contra él

Ya te hemos dado algunas ideas que te ayudan a evitar tener un mal aliento, pero ¿qué hacer cuando ya tengo mal aliento y deseo hacer algo ya? En caso de querer remediar el asunto lo más pronto posible es bueno un dulce de menta, pero no es la única opción. A continuación te mostramos algunos remedios caseros contra el mal aliento que pueden ayudarte a salir de apuros.

Hierbabuena. Prepara una infusión, hirviendo durante diez minutos una cucharada de hierbabuena en una taza de agua, y tómala después de comer.

Masticar un poco de limón. Después de los alimentos puedes masticar un trozo de limón, no lo hagas en ayunas. Enjuágate la boca con mucha agua.

Productos sin azúcar. Una opción rápida es masticar un chicle sin azúcar o chupar un caramelo de menta, también sin azúcar.

Come una manzana o una zanahoria. Las manzanas son muy buenas para limpiar los dientes. Te sentirás mejor y además le darás una carga de energía a tu cuerpo.

Cepillo de dientes portátil. Es muy práctico llevar una pasta pequeña de dientes y un cepillo desplegable, te ayudará a salir de emergencia en momentos clave en tu día.

Ramas de perejil. Hierve las ramas con dos o tres clavos de olor enteros en dos tazas de agua. Revuelve la mezcla mientras se está enfriando, cuélala, y emplea el líquido para enjuagarte la boca varias veces al día. Además del perejil, también funciona la menta el eucalipto, el tomillo, la salvia o el romero.

Mastica apio. Las ramas de apio refrescan tu boca y eliminan el mal aliento. También puedes masticar hojas de menta.

Semillas. En caso de que tengas problemas digestivos, mastica semillas de cardamomo, esto elimina el mal olor de otros alimentos. Su sabor es muy fuerte. El ajonjolí también te ayudará. Puedes masticar infusiones de hierbas digestivas como el hinojo, el poleo, el anís o la manzanilla.

Notas relacionadas con el mal aliento:

Las causas del mal aliento y cómo solucionarlo, por el doctor Arturo Arciniega, dando click aquí.
Ideas para evitar el mal aliento, dando click acá.
Descubre cómo la salud bucal protege tu corazón, dando click de este lado.