Remedios caseros para aliviar la infección de la garganta

¡Comparte en tus redes!

En esta época de frío es común viajar en el transporte público y notar que la mayoría de las personas alrededor están tosiendo, son comunes las enfermedades respiratorias. En caso de que te hayas enfermado, te presentamos algunos remedios caseros para aliviar la infección de la garganta.

La infección en la garganta presenta inflamación y enrojecimiento de la zona, cuando la infección es muy severa produces muchas lagañas, incluso se te pueden tapar los oídos. Muchas personas, por distintas circunstancias, prefieren evitar los antibióticos. Aquí algunos remedios naturales.

    1. Miel, pomelo y canela. Prepárate un té con miel, agrega jugo de medio pomelo y una pizca de canela. Además de ser un té delicioso, es rico en vitamina C y te ayuda a combatir la infección en la garganta.
    2. Limón y bicarbonato. Corta un limón y espolvorea sobre el limón el bicarbonato e ingiérelos. Otra opción es licuar el limón y agregar el bicarbonato. Consúmelo lentamente, de preferencia no consumas el limón con el estómago vacío.
    3. Vinagre de manzana. Este ingrediente tiene propiedades antisépticas, mezcla dos cucharadas de vinagre de manzana en medio vaso de agua y realiza gárgaras tres veces al día.
    4. Consume vitamina C. Puede ser a través de frutos cítricos o suplementos alimenticios, la vitamina C mejora la respuesta de tu cuerpo ante la invasión de bacterias.
    5. Agua con sal. Mezcla 1 cucharadita de sal en 250 ml de agua, haz gárgaras con este líquido mirando hacia arriba y luego escupe el agua. Realiza este proceso cada hora.
    6. Compresa con té de manzanilla. Remoja 1 cucharada de flores de manzanilla deshidratada en 1 a 2 tazas de agua hirviendo y haz una infusión. Cuando el té esté tibio, moja un paño limpio y ponlo en la zona del cuello, hazlo las veces que sean necesarias.
    7. Limón con miel. Prepara esta bebida con jugo de limón (tres limones) y si puedes un poco de cáscara de limón. Endulza con un poco de miel y bebe el té poco a poco.