¡Comparte en tus redes!

¿Te está usando para olvidar a su ex?

rebotePara bien o para mal, todos, absolutamente todos hemos estado en una relación de rebote. Negarlo, sería como decir que el cielo no es azul o que no necesitamos aire para respirar.

Y la verdad es que es inevitable, cuando terminamos con alguien, lo que más queremos es olvidarnos de él o ella, ¿y qué mejor manera de lograrlo que aplicando el “un clavo saca a otro clavo”?

Lo cierto es que, aunque las relaciones de rebote pueden ser divertidas, apasionadas y emocionantes, la mayoría de las veces son extremadamente complicadas, sobre todo para la nueva pareja. ¿Te ha tocado ser el “otro clavo”?

En teoría, la persona con la que estás saliendo debe ser honesta y decirte que acaba de terminar una relación; pero aceptémoslo, pocas veces lo hacen, así que no te queda más que interpretar las señales:

  • Pasado. Deberás indagar un poco en el pasado de tu pareja y saber cuánto duró su última relación. Si estuvo varios años con su ex, y de plano ya todos sus conocidos pensaban que se iban a casar, debes saber que ese tipo de amoríos no se superan de la noche a la mañana. Lo más seguro es que terminaron muy mal, y tú eres la distracción que lo hará olvidarse de él o ella.
  • Sentimientos. Seguramente eres una persona encantadora y cualquier persona sería feliz de estar a tu lado, pero… ¿estás de acuerdo que es imposible que el susodicho se haya enamorado perdidamente de ti en unos cuantos días? Lo más probable es que sólo esté proyectando lo que necesita que seas para él. Obviamente, no es bueno que tenga tantas expectativas, pues difícilmente podrás cumplirlas todas, y sobre todo, no te querrá por quién eres en realidad.
  • Fijación. El hecho de que tu pareja hable mal de su ex todo el tiempo es la señal más obvia de que estás en una relación de rebote. No importa cuán feliz diga estar porque no eres como ella, no te está halagando, sino que te usa para desahogarse. Para que las cosas funcionen entre ustedes, es necesario que él supere su pasado.
  • Voluble. No importa si tu pareja jura que te ama y no puede vivir sin ti, debe demostrar con acciones sus sentimientos. Así que si un día es romántico y al siguiente no se acuerda ni de cómo te llamas, lo mejor es que te hagas a la idea de que eres “el otro clavo”.

Si descubres que estás en una relación de rebote, siempre tendrás dos opciones: esperar que las cosas funcionen y lleguen a tener algo auténtico, o de plano alejarte de esa persona. Al final del camino, debes reconocer que merecer que te quieran y “ser el clavo” no siempre es una buena idea.