¡Comparte en tus redes!

5 momentos frágiles en la salud mental femenina

Es bien conocido, si no por las estadísticas duras, pero si por las experiencias que todos tenemos dentro de nuestra familia y conocidos, que las principales patologías de salud emocional son casi 4 a 1 más frecuentes en presentación en el género femenino.

Edilberto Peña de León

Las causas para nada son oscuras, se deben en buena medida s las complejidades hormonales que enfrentan las mujeres a lo largo de su vida, que especificaremos a continuación:

  • Menarca: con este término nos referimos a la aparición de la primera menstruación que en promedio se da alrededor de los 10-14 años de edad. Estas edades coinciden con los inicios de presentación de trastornos afectivos del tipo depresivo y episodios de ansiedad, tanto que alrededor de los 20 años es que el 50% de todas las personas que van a padecer estos problemas ya debutaron con síntomas.
  • Síndrome Disfórico Premenstrual: todas las mujeres tienes molestias físicas y fluctuaciones emocionales en los días previos a su período menstrual, hablamos de alrededor de 3-7 días antes del sangrado. Pero en el caso de la disforia (la mejor definición de disforia es estado de ánimo incómodo, molesto y alterado), es cuando estas fluctuaciones emocionales son de una gravedad tal que impiden el funcionamiento habitual de la mujer y la hacer estar incapacitada. Usualmente requiere de manejo conjunto de ginecología y psiquiatría.
  • Depresión Post Parto: todo el embarazo la mujer está expuesta a niveles extraordinarios de estrógenos, que a nivel de sistema nervioso central hacen que el funcionamiento de los neurotransmisores sea excelente. El problema viene cuando al final de la gestación, estos niveles se terminan súbitamente y una de cada diez mujeres que terminan su embarazo se enfrentan a la Depresión Post Parto. Un cuadro muy dramático en una etapa de la vida que debe de ser de felicidad, no hay disfrute y cansancio y el trabajo para el recién nacido hace que los síntomas depresivos sean espectaculares. Forzosamente requiere de manejo farmacológico antidepresivo.
  • Climaterio: nos referimos a lo que comúnmente se conoce como menopausia, y es cuando el género femenino tiene el cese de suplementación hormonal, alrededor de los 50 años de edad. Un dato duro y contundente, cerca del 50% de las mujeres se enfrentan a episodios depresivos o ansioso de intensidad tal que necesitan ir a consulta con un especialista en Salud Mental.
  • Adulto Mayor: al terminar la suplementación de estrógenos en la mujer que entra a la zona de adulto mayor, se termina la protección que les dan para no presentar enfermedad coronaria, desmineralización de los huesos y disminución de masa muscular. Con estos factores se incrementan la presencia de enfermedades crónico degenerativas, y la confrontación de las mujeres con este nuevo estado de vida y enfermedades coincide con un incremento exponencial de patologías de salud mental.

Con esto no queremos exponer un panorama pesimista, el objetivo es que estemos bien centrados y focalizados en hacer medicina preventiva y mejorar la calidad de vida de todas las mujeres.

Dr. Edilberto Peña de León

Edilberto Peña