¡Comparte en tus redes!

7 lecciones de nutrición que debes enseñar a tus hijos

Quizá por las tareas que hay en la familia el tiempo pareciera que no alcanza. Todos están de arriba para abajo con los deberes y por esto, el tema de la alimentación se desatiende en ocasiones provocando el tener un desajuste en el horario para comer o bien, la comida que es ingerida no ayuda del todo a nuestro cuerpo. Ahora imagínate si esto les enseñas a tus hijos; definitivamente los estarás encaminado a una mala alimentación. Es por eso que hoy podrás conocer estas 7 lecciones de nutrición que debes enseñar a tus hijos:

7 lecciones de nutrición que debes enseñar a tus hijos

Beneficios que puede tener una alimentación saludable en tus hijos

Centrarse en una buena nutrición será la clave para prevenir enfermedades crónicas en niños. Los beneficios de una alimentación saludable pueden:

  • Equilibrar sus estados de ánimos
  • Ayuda a mantener un correcto peso
  • Genera una buena energía
  • Previene enfermedades de salud mental

Es por eso que es importante hacerle saber a tus hijos el porqué de comer bien.

Apoya a tus hijos a comer saludablemente

Para que tus hijos tengan presente hábitos saludables, lo mejor será comenzar con uno de los alimentos fundamentales a la hora de arrancar el día, el desayuno.

Recuerda que por más que todos en la familia arranquen con sus diferentes actividades, el desayuno no debe de olvidarse o de quedar a medias.

Alimentos con proteína como el huevo, leche, avena y yogur griego, por mencionar algunos, pueden ayudar a mantenerse satisfechos por más tiempo, a que el cuerpo funcione mucho mejor e incluso a una correcta pérdida de peso en los niños.

Brinda seguridad a tus hijos con lo que se prepara en casa

Generar una rutina de un buen orden alimenticio en casa ayudará a que los niños estén más apegados a todos los elementos que aportan un bien en su cuerpo. Por eso, lúcete en la cocina y prepara platillos que sean ricos y saludables. Aparte de ellos también tú te estarás cuidando.

Enseña con el ejemplo

Evita un consumo excesivo de calorías; es válido tener un antojito siempre y cuando sea moderado. Inculca en tus hijos una forma sana y rica de consumir alimentos para que ellos puedan adoptar este buen hábito. Apóyalos y enséñales a que su cuerpo vale muchísimo.

Involucra a tus hijos en las compras y en la preparación de la comida

Enseña a tus hijos cómo leer las etiquetas nutricionales para que aprendan a ver qué tipo de alimentos son los que están consumiendo y también hazlos participes en la cocina para que te ayuden, observen y se diviertan en estar preparando recetas que a toda la familia le caerá bien.

Has que las frutas y verduras sean más atractivas que unas papas fritas

Si tus hijos se van a enfrentar a esto, haz que sea algo agradable. Ten a la mano fruta atractiva que pueda llamar su atención.

En el caso de verduras, saca tu imaginación y ponte a crear juegos atractivos  para que tus hijos las puedan ver como algo que les ayudará a tener súper-poderes, por mencionar un ejemplo.

El chiste de todo esto es que tus hijos se enamoren de estos grandes aliados que ayudarán a crear defensas para un correcto funcionamiento del cuerpo.

Instrúyelos en las grasas

Acuérdate que no todas las grasas son malas. Hay unas que son saludables ya que benefician a la memoria y al estado de ánimo.

Las grasas no saturadas que puedes tomar en cuenta son:

  • Mono insaturada: En ella se encuentran varios aceites como el de oliva, de girasol, de ajonjolí. También entran los frutos secos y aguacate por mencionar algunas.
  • Poli insaturada: En ella se encuentran alimentos como pescados, nueces, semillas de girasol, nueces, entre otras.

¿Qué tal te cayeron estas 7 lecciones de nutrición para que las apliques con tus hijos? Recuerda que una buena alimentación es algo que a todos nos aporta un bien para seguir manteniendo una correcta energía en nuestra salud. Si te interesó el artículo, recuerda compartirla en tus redes sociales.

Braulio Jiménez