¡Comparte en tus redes!

Ayudemos a nuestros niños a regresar a la normalidad

Después de un evento tan traumatizante que nos haya tocado vivir tanto a niños como adultos, nos cuesta trabajo regresar a la normalidad, ya que el miedo, la inseguridad y el temor se queda con nosotros. Pero te has puesto a pensar, que los niños son los que se quedan con los traumas más fuertes.

niños

Para ayudar a todos los pequeñines y para lograr que regresen a la normalidad lo más pronto posible, aplica estos 6 consejos que lo ayudará a sonreír y amar la vida otra vez.

1.- Primero que nada, debes estar muy cerca de los pequeños darles amor, recibir sus emociones, responder sus preguntas y darle toda la confianza y seguridad que necesitan, que en este caso será mucha.

2.- Mantente tranquilo, así le trasmitirás la seguridad que necesitan en tiempos de crisis. Si por el contrario te descontrolas y te asustas, él también lo estará y su trauma crecerá.

 

3.- Mantente alerta del comportamiento de tu niño, pues después de una catástrofe ellos presentan conductas diferentes como:

  • Están irritables, sensibles y lloran muy fácilmente.
  • Se retraen y no quieren convivir con otros niños o niñas.
  • Presentan dificultades para dormir o quedarse solos en su cama.
  • Se apegan a sus adultos de confianza y no se siente seguros si no están con ellos.
  • Se tornan agresivos.
  • Presentan dolores de cabeza, estomago, y no comen.

4.- Ante estas conductas tu como padre, madre o tutor debes hacer:

  • Responder siempre sus preguntas, pero sólo con aquellas respuestas que pueda entender según su edad.
  • Habla con ellos y no los juzgues, deja que lloren si es lo que quieren.
  • Se afectuoso con ellos, abrázalo, bésalos, juega, consuélalo siempre que lo necesite.
  • Ayúdale a separarse de ti poco a poco, dile a dónde vas, y a que hora regresarás, cumple con tus horarios y déjalo con alguien que te de confianza a ti y a él.
  • Ayúdale a que regrese a su rutina, en la medida de lo posible, principalmente regresando a la escuela.

5.- Estas conductas después de un tiempo y con el buen tratamiento que les demos se irán desapareciendo, en caso de que no lo hagan tal vez se necesite la ayuda de un especialista, para que puede superar este hecho traumatizante.

6.- Los niños verán estos hechos como un duelo y lo vivirán así, pues para ellos no solo la pérdida de un familiar es sinónimo de duelo, el perder su casa, escuela, objetos preciados, también lo representa. Nuestro trabajo como padres es ser buenos acompañantes, y saber darles tiempo para recuperarse.

 

Recurre a estos consejos y ve como tu niño poco a poco comienza a recuperar su felicidad y su vida, en conjunto con la tuya.

Notas relacionadas: 

Miedos que sienten nuestros hijos. Aquí.

Qué debes enseñarle a tu hijo en caso de sismo. Aquí.

Cosas que debes de saber sobre la depresión en la adolescencia. Aquí.

IdeasQueAyudan