¡Comparte en tus redes!

Cómo vencer el miedo

Una cosa que ha sido muy interesante de ver como psicólogo, aunque la realidad es que no de vivir, es el miedo y las diferentes facetas que este tiene, pareciera que por querer vencer el miedo nos limitamos de formas bastante curiosas y un ejemplo de esto muy reciente es el famoso síndrome de la cabaña.

Fabio Valdés Farrugia

¿Sabes cuál es el síndrome de la cabaña? Es la incapacidad a reincorporarse en la vida diaria tras la pandemia, dicho de otro modo: Miedo a salir de casa.

Pero, ¿Por qué me parece tan interesante? Justo porque todo esto hace referencia a algo que he estado estudiando por años, el miedo es la emoción que nos queremos quitar a cualquier precio, es increíble lo mal que nos tratamos para hacer esto y sobre todo me parece muy interesante porque el miedo es bien difícil de estudiar ya que se esconde detrás de razonamientos aparentemente sólidos.

Dicho de otro modo: es fácil no sentir miedo si no haces nada para ponerte en riesgo, porque eso automáticamente te hace sentirte seguro, aunque en realidad no te hace estar seguro; permíteme mostrarte esto con un par de ejemplos.

Hay mucha gente que le tiene miedo a volar, en general, un accidente de avión es imperdonable, es algo que se toma con 0 tolerancia y por eso los aviones con el tiempo han aprendido a ser más seguros; sin embargo es interesante ver cómo nos sentimos muy seguros en los coches, cuando la mayoría de las muertes por accidentes a nivel mundial son provocadas por ellos (aun porcentualmente, no solo en cantidad). Entonces, aunque nos sentimos muy seguros en los coches, por estadística es mucho más probable morir en uno que morir en un avión, la única diferencia es que en un coche nos sentimos aparentemente “en control y seguros”.

Pero ¿Qué tiene que ver todo esto con el síndrome de la cabaña? El miedo a salir de casa y los razonamientos que se utilizan para no hacerlo son razonamientos parecidos al ejemplo del avión y del coche, ya que pareciera que tenemos un montón de seguridades que nos ayudan a estar aparentemente tranquilos y que nos dan paz, ya que creemos que de esa forma vamos a vencer el miedo, y lo único que logramos es  encerrarnos más y perjudicarnos emocionalmente.

Aquí podría hablar del aislamiento y cómo éste se relaciona con varias condiciones emocionales, y como es importante para la salud mental y bla, pero como sé que mucha gente no le da valor a este argumento no me meteré en él; aún así estaría interesante echarle un ojo a las estadisticas de suicidio durante todo esto una vez que pase. Otra vez, una idea puramente psicológica y claramente políticamente incorrecta pero bueno, ya me conocen, de cualquier manera ya me desvie del tema.

Al querer vencer el miedo al coronavirus y sus consecuencias nos encerramos y buscamos controlar nuestro entorno, buscamos información que corrobore nuestras ideas y desestimamos las ideas o pruebas que nos digan lo contrario. Dicho de otro modo, nos ponemos altamente irracionales, todo porque estamos buscando la seguridad para no morir de COVID- 19 y en vez de como mucha gente hacerse la prueba de anticuerpos para ver si ya les dio asumimos que todo lo que hemos hecho ha funcionado y no hay forma en este mundo de que nos hayamos contagiado, y por lo tanto lo que hacemos es lo que la mente irracional nos dice que hagamos... seguir haciendo lo mismo.

Un falso precepto que la mente humana tiene es la idea de que si las cosas han funcionado de una manera, seguirán funcionando de la misma manera durante tiempo indefinido. Aquí es donde la cosa se pone interesante, sabemos que algo es miedo cuando reaccionamos de forma irracional ante las propuestas establecidas y las dudas razonables, ante este tipo de argumentos queremos debatir, tener razón y, en algunos casos, denigrar al argumentador con tal de que no se me desarme la idea que me da seguridad.

Una cosa que te puede servir para notar si estás haciendo esto con el COVID-19 es simplemente ver cómo reaccionaste ante la propuesta de hacerte una prueba de anticuerpos. ¿Te molesta? ¿Intentaste encontrar que eso no sirve?¿Desestimaste la prueba? Esto es justo lo que hacemos cuando tenemos miedo, por eso es importante notar la parte emocional ya que obviamente aquí el tema no es la prueba de anticuerpos, sino la reacción ante la idea de algo que te “desarma” tu evidencia de que estás más seguro en casa. El miedo es irracional, sobretodo en este tipo de contextos.

A los que somos miedosos y le damos muchas vueltas a las cosas nos es sencillo notar que en el fondo lo que tenemos es miedo; pero la gente que no está acostumbrada a dudar muchas veces se pelea con su propio miedo porque “no tiene razón de ser”. Yo más bien me preguntaría, aún con la evidencia de que no me voy a contagiar, porque ya me contagie y ahora tengo anticuerpos (qué para todos los que no saben es lo que se busca crear con una vacuna) ¿Porque SÍ sentiría miedo? Y después voltea a mirar al mundo y nota que, quieras o no, eres parte de él. Y el día de hoy el mundo tiene mucho miedo.

Acá te dejo algunos preguntas que te pueden acompañar a notar si tienes miedo.

  1. ¿Escuchas los argumentos que desarman tu teoría?
  2. ¿Te das permiso de reconocer que quizás lo que sientes es una cosa irracional y que eso influye en lo que piensas?
  3.  ¿Te has enredado con todo este artículo y has querido dejar de leerlo o incluso escribirme para argumentar conmigo? (Cosa que por supuesto invito a que hagan en mis redes sin ningún problema)

Todos estos indicios te ayudarán a reconocer que quizá tienes miedo.  Y como humano que soy te diré: ¡Bienvenido a reconocer que tienes un miedo irracional, hoy todos lo tenemos de una u otra manera!

Un abrazo para todos.

Nos leemos pronto

Fabio Valdés

Fabio Valdés en redes sociales:

Facebook: Psicólogo Fabio Alejandro Valdés Farrugia 

Twitter: @Fabio_Valdés

Evolución Terapéutica en redes sociales:

Facebook: Evolución Terapéutica 

Twitter: @EvoTera

Fabio Valdés Farrugia