¡Comparte en tus redes!

El terrorífico “Joker”

Para los que ya vimos esta película, definitivamente da mucho de qué hablar. En lo particular, pienso que las personas que presentan conductas disruptivas o poco comunes, que llamamos enfermedades mentales, han sido siempre estigmatizadas y por lo mismo el tratamiento oportuno es casi imposible.

El terrorífico “Joker”

Esto lleva a que las personas que presentan trastornos bioquímicos poco estudiados sean rezagados, maltratados e incomprendidos como el ejemplo del Joker (llevado al extremo).

Sin embargo, hoy en día existen muchos trastornos conductuales, ya sean diagnosticados o no, debemos ayudar a nuestros hijos a integrar y comprender a las personas que presentan este tipo de trastornos y evitar:

  • Llamarlos “locos”, trastornados, raros etcétera.
  • Decirles que no se junten con ellos.
  • Pedir en la escuela que los separen de tu hijo. Siempre y cuando no se ponga en peligro la integridad de otros.

En lugar de rechazarlos explícale a su nivel de madurez que cada persona es diferente y que intente ayudarlo y ser amable con ellos siempre.

Si tienes un hijo que presenta conductas altamente disruptivas y ya agotaste todos los recursos, consulta a un neuropediatra para que examine la parte física cerebral y si no es suficiente consulta a un paidopsiquiatra, pues a veces la respuesta si es farmacológica y con un tratamiento integral la funcionalidad física y emocional de un ser humano puede cambiar completamente su vida para bien.

XIMENA SANDINO

Más de Ximena Sandino: 

Qué esperar de tus hijos en este regreso a clases

Las mamás y nuestra oficina móvil

Ximena Sandino