¡Comparte en tus redes!

¿Existe un centro del placer en el cerebro?

Contestaremos rápido sobre la existencia de un centro del placer en el cerebro… . Su nombre es bastante difícil y rebuscado: el núcleo accumbens y hoy vamos a ver algunos de los puntos más relevantes de esta zona.

Dr. Edilberto Peña de León

Los 10 puntos más relevantes sobre esta estructura:

  1. Se localiza en la subcorteza del cerebro, esto quiere decir que no está en la periferia. En una región conocida cuerpo estriado.
  2. Su situación es privilegiada ya que lo sitúa cerca de los ganglios basales, la zona que se encarga del control de los movimientos finos; y de las fibras de interconexión de los núcleos cognitivos y sus movimientos racionales.
  3. Su neurotransmisor principal es la dopamina, que igualmente tiene un papel preponderante en las comunicaciones motrices y cognitivas.
  4. Por lo tanto, y aunque no queramos, el placer, la razón y el movernos para conseguir nuestros objetivos, están indeleblemente unidos. Lograr que la voluntad se traduzca en acciones.
  5. Recibe conexiones informativas de la mayoría de los órganos de los sentidos, e incluso de áreas que se encargan de conectar las diferentes modalidades sensoriales, para que sepamos lo que pasa a nuestro alrededor.
  6. Tiene una súper vía que lo comunica con el hipocampo que es el núcleo de la memoria, recordamos lo que nos resultó placentero y lo que no.
  7. Esta última relación es de dos vías, esto quiere decir que logramos grabar con mayor facilidad en la memoria lo que nos resultó muy placentero o lo que nos dio mucho miedo y asco, para que lo sepamos la siguiente vez que lo encontremos.
  8. Juega en papel básico en los trastornos adictivos: drogas, alcohol, apuestas, compras, sexo, comida, a través de la liberación de dopamina refuerzan su mecanismo de búsqueda compulsiva.
  9. Así mismo, y por un mecanismo muy similar, se le vincula con las conductas impulsivas y de riesgo extremo: paracaídas, bungee jumping, conducción temeraria, etc.
  10. Varias enfermedades neuropsiquiátricas pueden alterar la estructura y la función de este núcleo, desde las motrices crónicas, como la Enfermedad de Parkinson; hasta las más comunes, como la depresión. Donde la voluntad, motivación y el placer pueden formar parte cardinal de los síntomas afectados.

Dr. Edilberto Peña de León

Edilberto Peña