¡Comparte en tus redes!

Existen diferencias entre la medicina natural y la medicina de farmacia

Constantemente recibimos peticiones de pacientes acerca de que tienen muy malas reacciones a los medicamentos que les prescriben los médicos y que prefieren ser manejados con medicamentos que califican como naturales. Atendiendo a esta solicitud es que puntualizaremos los siguientes comentarios:

Dr. Edilberto Peña de León

  • Sólo el 2.5% de la población presenta reacciones anormales a cada medicamento, ojo no a TODOS los medicamentos, está es una reacción individual medicamento por medicamento, es específica. Se les conoce como metabolizadores lentos (una dosis normal les presenta efectos de una dosis exagerada) o metabolizadores rápidos (una dosis normal les presenta efectos de una dosis muy disminuida). Resumiendo, menos de 3 de cada 100 pacientes son muy sensibles a un medicamento.
  • El debate entre medicamentos naturales y de farmacia es estéril. Todos, absolutamente todos los medicamentos que se venden en la farmacia, provienen de principios activos obtenidos en la naturaleza y procesados con altos estándares de seguridad.
  • La gran mayoría de los principios activos que contienen los medicamentos considerados como naturales ya han sido probados y revisados por la industria farmacéutica, y aquellos promisorios han terminado en la producción de fármacos que se venden en el mostrador. A estos se les conoce como fitofármacos, que se fabrican con los mismos estándares de todos los fármacos en los estantes de una farmacia.
  • Las sustancias naturales que podemos compran en negocios naturistas o en los mercados, no se producen con las reglas de eficacia y de seguridad con la que se juzgan a los medicamentos de farmacia. Su regulación ante la ley es de suplemento alimenticio y como esto debemos de considerarlo, algo que puede mejorar mis condiciones de alimentación y de nutrición, pero de ninguna manera algo que sea sustantivo en mi curación de un proceso patológico.
  • Casi nadie se detiene a considerar que las sustancias consideradas como naturales, tienen efectos sobre el organismo, no son inocuas. Pueden ocasionar efectos adversos serios e interacciones medicamentosas de cuidado, por lo tanto, siempre hay que comentarle a su médico de TODO lo que toman para que él lo tome en cuenta.

Así las cosas, tendremos que superar ya este debate, usar algunos suplementos alimenticios para condiciones más bien de mejoría de desempeño en mi calidad de vida y no para curarme de desórdenes. Y siempre, siempre, siempre, hacer caso al médico en sus indicaciones e informarle de todos los suplementos que consumo.

Dr. Edilberto Peña de León