¡Comparte en tus redes!

Niños con Autismo y su Impacto por COVID-19

Conforme siguen pasando las semanas y los meses comienzan a fluir los datos más finos acerca de temas de salud mental y las afectaciones por la pandemia de COVID-19. Esta semana se publicó un artículo en la Revista de Neurología Española con los resultados de un cuestionario online que se envío a 43 familias con un niño o adolescente portador de un Trastorno del Espectro Autista (TEA) y 56 familias con niños sin estos diagnósticos. La encuesta tenía como objetivo medir los cambios en las emociones y comportamientos que se habían derivado en los pacientes y sus familias en estos últimos meses.

Dr. Edilberto Peña de León

Los resultados fueron muy esclarecedores. Fue muy evidente que ambos grupos presentaron afectaciones en sus rutinas y movimiento habitual en casa. Pero los portadores de TAE han tenido que salir más seguido del confinamiento en casa (aparentemente para ir a consulta con sus especialistas), pero disminuyó su participación en las tareas en casa, se alteraron más sus rutinas en casa y tuvieron menos actividades extracurriculares que son importantes para la modulación de sus emocionales. La segunda parte del cuestionario era más para los familiares que reportaron cambios drásticos en las conductas de los pacientes con TEA, menos control de sus respuesta e impulsos, alteración en las relaciones familiares y la consecuente afectación en los procesos de aprendizaje. Sobre todo, con incremento en los niveles de ansiedad en los niños con TAE y en los familiares. Cerrando con notas mas bajas de adaptabilidad a estas condiciones en los núcleos de casa con estas alteraciones de la salud mental.

El consejo final es claro, adelantarse a las situaciones, ya sabemos de forma específica que se trata de una población afectada, establecer nuevos esquemas que permitan modificarse y mantener la calidad de vida de estas familias y no perder el contacto con sus especialistas en salud mental para fundamentar nuevas rutinas de vida adaptadas a los cambios que estamos sufriendo.

Edilberto Peña