¡Comparte en tus redes!

Síndrome de la excitación sexual persistente, qué es, síntomas y tratamiento

Una de las mejores cosas de la vida, es poder disfrutar de tu sexualidad de manera plena y segura, pero qué hay de aquellos que sufren al tener un orgasmo y no lo disfrutan realmente como deberían. Sufrir de excitación de forma espontánea y no necesariamente producida por un deseo sexual, sí existe y se le conoce como Síndrome de la excitación sexual persistente, sigue leyendo que vamos a contarte un poco más.

Síndrome de la excitación sexual persistente

El trastorno de excitación sexual persistente es un fenómeno que afecta la vida sexual de muchas mujeres, y surge así, de una manera repentina y bastante incómoda para aquellas que lo padecen. Muchos asocian este padecimiento con la adicción al sexo, pero no se acercan ni un poquito, la verdad es que esto va mucho más lejos, aquí te explicamos acerca del trastorno de excitación sexual persistente, qué es, los síntomas y el tratamiento.que lo acompaña.

 

Qué es el síndrome de la excitación sexual persistente

Se le conoce como PSAS o Síndrome de excitación sexual persistente, y es un trastorno que se presenta con mayor frecuencia en  mujeres, aunque los hombres no están libres de padecerlo. Consiste en experimentar excitación de forma repentina y en realidad no se necesita de ningún estímulo sexual, ¿te imaginas eso? Sin planearlo, en la calle, en el trabajo, visitando a un amigo o paseando a tu perro, no poder controlar los estímulos sexuales que manda tu cerebro al cuerpo debe ser bastante incómodo.

 

¿Cuáles síntomas se presentan y por qué se presenta?

La verdad es más difícil de lo que crees, se dice que lo que puedes experimentar con este trastorno, es todo lo que sientes antes de tener sexo, sin necesidad de una pareja y ninguna estimulación previa, la mayoría del tiempo la zona pélvica está contraída, sientes como llega un orgasmo a ti y todo solo así, de pronto sin un tiempo definido; incluso puedes tener varios orgasmos, estés dónde estés. Además de todo esto que mencionamos, la frecuencia cardiaca aumenta, incluso puede llegar a sentir un poco de taquicardia.

Según el documental “100 orgasmos al día” la mujer promedio tiene dos o tres orgasmos por semana, alguien con este trastorno puede tener hasta 50 orgasmos al día. Algunos otros casos,, dicen experimentarlo cada 30 segundos con una duración de 4, 6 o hasta 8 horas.

 

Cómo se trata el síndrome de la excitación sexual persistente

Lamentablemente es un síndrome que hasta el momento solo puede controlarse y no tiene solución definitva. El tratamiento debe revisarse con un psiquiatra o sexólogo ya que implica muchos factores de estimulación neurológica, también se puede llevar a cabo procesos de anestesia en la zona, para evitar las molestias que se pueden ocasionar.

 

Sabemos que vivir con este padecimiento, quizá se puede volver algo muy complicado, y más por la poca información que existe acerca de cómo tratar este trastorno sexual, pero la medicina ha tenido un avance constante en relación a los casos que padecen síndrome de excitación persistente. Es muy importante que si lo padeces, hables con tu médico e incluso tomes una terapia con tu pareja, ambos deben de tener muy claro que la situación no es nada sencilla pero que juntos puede salir adelante. Ahora solo esperamos que muy pronto exista una solución definitiva para los hombres y mujeres que viven lo viven a diario.

 

Notas relacionadas con síndrome de la excitación sexual persistente: 

Problemas sexuales en parejas jóvenes ¿Cómo superarlos?

Cosas que debes saber del estrés y la sexualidad

Orgasmo sin eyaculación, ¿es posible?

Paola Fernández Macías