¡Comparte en tus redes!

Vacunas contra ETS e ITS, ¿cuáles y cuándo debes aplicártelas?

En algunos casos, la gente puede reducir el riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual mediante la vacunación, es por eso que hoy te cuento todo sobre vacunas contra ETS e ITS, ¿cuáles y cuándo debes aplicártelas?

Vacunas contra ETS

Vacunas contra ETS e ITS, ¿cuáles y cuándo debes aplicártelas?

¿Para qué enfermedades de transmisión sexual hay vacunas?

Algunas enfermedades, como gonorrea, clamidia y sífilis son ocasionadas por bacterias, y por lo general, los antibióticos son un tratamiento más eficaz, aunque muchos pacientes no saben que están infectados y pueden contagiar la enfermedad a otras parejas. La disponibilidad de tratamientos significa que la necesidad de tener vacunas contra estas enfermedades no es una prioridad, aunque la resistencia cada vez mayor de la gonorrea a los antibióticos puede conducir a un cambio en las prioridades. A menudo algunas enfermedades virales son altamente persistentes, a pesar de las opciones terapéuticas actuales, o no tienen un tratamiento disponible aceptable, por lo tanto, las vacunas para ciertas afecciones virales están en uso y otras están en desarrollo.

Vacunas contra el VPH

Los virus del papiloma humano (VPH, o HPV, por sus siglas en inglés) pertenecen a una gran familia de virus, solo que algunos de ellos se transmiten sexualmente. Muchas personas que contraen el VPH no presentan síntomas, y arrojan rápidamente al virus del cuerpo. Sin embargo, en otras personas, ciertos tipos de VPH provocan verrugas genitales. Otros tipos de VPH son la causa principal de cáncer cervical, y algunos están relacionados con cáncer anal, de pene, de boca y de garganta.

La edad recomendada para la vacunación de mujeres contra el VPH es de 11 a 12 años. La vacuna se puede aplicar a tan corta edad como los 9 años. Se recomienda la vacuna como medida de precaución para mujeres de 13 a 26 años que no han sido vacunadas anteriormente. La vacunación sería más eficaz si se aplica antes de una exposición al VPH a través de contacto sexual.

La edad recomendada para la vacunación de hombres contra el VPH es de 11 a 12 años. Se recomienda la vacuna como medida de precaución para hombres de 13 a 21 años que no han sido vacunadas anteriormente. Hombres de 22-26 años pueden ser vacunados.  La vacunación sería más eficaz si se aplica antes de una exposición al VPH a través de contacto sexual. 

 

Vacunas contra la hepatitis B

La hepatitis B es una enfermedad ocasionada por el virus de la hepatitis B (HBV) y se transmite mediante el contacto con fluidos corporales infectados. También puede contagiarse sexualmente, al compartir equipo para inyectarse drogas o agujas, al nacer de una madre infectada, al tener contacto con llagas o heridas abiertas de una persona infectada, y al compartir navajas de rasurar, o cepillos de dientes, con una persona infectada. Los síntomas de la infección por hepatitis B incluyen fiebre, dolor abdominal e ictericia, entre otros. Hasta un 95% de los adultos infectados por el virus se recuperan, y no persiste la infección crónica (permanente), en los adultos restantes persiste la infección y hay riesgo de una hepatopatía grave. La situación es diferente para los niños: los niños y bebés infectados con hepatitis B tienen muchas más posibilidades que los adultos de permanecer con una infección crónica.

Se recomienda la vacunación contra la hepatitis B a todos los niños desde que nacen, en una serie de tres dosis distribuidas en muchos meses. Además, se recomienda que reciban la vacuna todos los niños y adolescentes menores de 19 años que no hayan sido vacunados, así como la población de adultos en riesgo de infectarse con hepatitis.

Vacunas contra el herpes genital

El herpes genital es una infección viral ocasionada por los virus herpes simplex. Algunas personas infectadas pueden presentar pocos síntomas de la enfermedad, o ninguno, pero muchas otras sufren de ampollas y llagas en la zona genital. La infección puede permanecer en el cuerpo indefinidamente, y las llagas pueden repetirse una y otra vez, sin embrago todos los estudios sobre esta enfermdedad aún brindan los resultados deseados, a pesar de lo útil que sería tener una vacuna altamente eficaz contra el herpes simplex, las opciones actuales no son de gran utilidad.

Vacunas contra el VIH

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) es el agente que provoca el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA). El VIH se puede transmitir por contacto sexual con una persona infectada (puede transmitirse también por otros tipos de contacto con fluidos corporales contaminados). Cuando una persona contrae el VIH, podría tener una enfermedad de leve a moderada con fiebre; después de que cesan estos síntomas, el virus persiste en estado latente y provoca lentamente daños al sistema inmunológico. Los medicamentos pueden mantener a la gente saludable durante muchos años, y tal vez indefinidamente.

El avance hacia una vacuna contra el VIH ha sido lento desde que se aisló al virus en 1983; solamente tres vacunas contra el VIH se han probado en ensayos de eficacia clínica. Existen varias razones por las cuales es difícil producir una vacuna contra el VIH: 

  • El VIH muta, o cambia, mucho más rápido que la mayoría de los otros virus. Hacer una vacuna para un virus que cambia rápidamente es una tarea desafiante para los investigadores de vacunas.
  • El VIH daña las células del sistema inmunológico, pero para que una vacuna sea eficaz debe activar el sistema inmunológico para combatir al agente de la enfermedad. Así que, un desafío para los investigadores de la vacuna contra el VIH es crear una vacuna que interactúe con el sistema inmunológico, de tal manera que sea muy diferente al comportamiento natural del virus.

A la fecha, los investigadores han creado varias vacunas candidatas contra el VIH, pero ninguna ha tenido un desempeño suficientemente bueno en las pruebas clínicas, como para que la aprueben.

Estas son algunas de las de las enfermedades de transmisión sexual, las cuales puedes prevenir vacunándote, además recuerda que otra manera de prevención en contra de estos males es usar protección a la hora de mantener relaciones sexuales, usar condón es una opción muy viable, además de esto no olvides que debes ser cien por ciento responsable, ya que el sexo es un juego que se disfruta más si se hace seguro.

Notas relacionadas con vacunas contra ETS e ITS:

Las 5 infecciones de transmisión sexual más comunes en México, dando click aquí.

Infecciones más comunes provocadas por el sexo oral, dando click acá.

Implante anticonceptivo, qué es y todo lo que debes saber, dando click de este lado.