7 beneficios de practicar pole dance

¡Comparte en tus redes!

Aunque en algún momento se le consideró prohibido y hasta vulgar, hoy en día el pole dance, o baile en el tubo, es una de las rutinas de ejercicio más socorridas.

Famosas como Shakira, Demi Moore, Jennifer Aniston y Cindy Crawford son asiduas practicantes de esta disciplina que lo mismo te ayuda a bajar de peso, que a explotar tu lado sensual y elevar tu autoestima.

Para practicar pole dance no necesitas ser una experta bailarina ni tener cuerpo muy trabajado con ejercicio. No creas que en la primera sesión te obligarán a escalar el tubo o girar en él deteniéndote sólo con las piernas. Las sesiones avanzan conforme al desempeño de las alumnas.

El también llamado pole fitness es una combinación de movimientos de danza, yoga, pilates y streching alrededor de un tubo metálico, por lo que la constancia y la concentración son las claves para aprender la técnica y adquirir fuerza.

En cada sesión se realizan movimientos de calentamiento y ejercicios de piso para trabajar la flexibilidad y posturas. Posteriormente, se utiliza el tubo para fortalecer músculos y hacer algunos bailes hasta que al final se llevan a cabo ejercicios de enfriamiento.

Si aún te quedan dudas, puedes acercarte a un estudio de pole dance cercano y pedir una clase de muestra. Lo importante es que te atrevas a probar algo nuevo.

Para que te animes de una vez por todas, te dejamos una lista de los beneficios que obtienes al practicar pole dance:

  • Coordinación. Dado que el pole dance contempla movimientos de yoga, danza aérea, gimnasia y baile necesitas mucha coordinación para realizar las rutinas y no lastimarte. En cada clase se monta una nueva rutina, por lo que tu cerebro también trabaja en cada sesión.
  • Sus rutinas te invitan a mover el cuerpo en forma cadenciosa y sensual, por lo que elevas tu autoestima. Además, el hecho de lograr nuevas acrobacias, mientras defines tu figura te ayudan a elevar la seguridad en ti misma.
  • Fuerza. Este tipo de ejercicio requiere mucha fuerza en brazos y piernas, pero para realizar los distintos movimientos también es importante el trabajo en abdomen y glúteos, por lo que con sus rutinas se tonifica todo el cuerpo y se define la figura.
  • El pole dance acelera el metabolismo y ayuda a eliminar toxinas. Por si fuera poco, con cada sesión de una hora se queman entre 300 y 500 calorías, dependiendo de la intensidad de la rutina.
  • Dado que el pole dance consiste en una serie de acrobacias en las que soportas tu propio peso, sus rutinas promueven la flexibilidad y elongación de todas las partes del cuerpo.
  • Estrés. Estimula la producción de endorfinas, por lo que se reduce el estrés y la fatiga, además de que se reduce la posibilidad de padecer ansiedad y depresión.
  • Corazón. Al ser un ejercicio aeróbico, el pole dance incrementa la capacidad cardiaca y pulmonar, mejora la circulación y reduce el riesgo de padecer enfermedades coronarias. Además, refuerza el sistema inmunológico e incrementa la energía.

¿Te animas a practicar esta disciplina?

 

Fuente: Salud 180, Clarín, Salud y medicinas, Biomanantial