7 ideas para disfrutar del sol

¡Comparte en tus redes!

Por mucho que te guste asolearte debes protegerte de la radiación solar. Diversos estudios han demostrado que la exposición frecuente al sol puede ocasionar daños en la piel, como el foto-envejecimiento, la aparición de manchas, y en el peor de los casos, cáncer.

De hecho, la mayoría de los casos de cáncer de piel se debe a quemaduras de sol registradas antes de que las personas cumplieran los 20 años, edades en las que se presta poca atención al cuidado de la piel.

Para reducir las posibilidades de sufrir alguno de estos daños, te dejamos algunas ideas que te permitirán disfrutar del sol. Recuerda que nunca sea demasiado temprano para protegerse de la radiación solar.

  1. Horas. Evita exponerte al sol entre las 10:00 y las 15:00 horas, pues el periodo en el que la radiación solar es más fuerte.
  2. Bloqueador. No importa si estás en la ciudad o en la playa, siempre debes aplicarte una capa de bloqueador con un factor de protección solar superior a 15. Elige un bloqueador de amplio espectro, así estarás protegido contra los diferentes tipos de radiación. Debes aplicarlo 30 minutos antes de exponerte al sol y debes colocar una nueva capa cada dos horas.
  3. Protección extra. Para mayor protección, te recomendamos utilizar sombrero o gorra, así como lentes oscuros. De esta manera también evitas que la radiación afecte a tus ojos.
  4. Ropa. Dado que todo tu cuerpo es susceptible de sufrir daños por el sol se recomienda usar pantalones o faldas largas, así como blusas y camisas de manga larga. Incluso en el mercado hay ropa que garantiza un determinado factor de protección solar. Podrás reconocerlas por el logotipo amarillo en el que se señala el grado de protección que ofrece.
  5. Niños. Debido a que su piel es muy delicada, los niños menores de dos años no deben exponerse directamente a la luz solar. Es recomendable permanecer en la sombra durante del día. Recuerda aplicarles bloqueador todos los días. Aunque se encuentren en la sombra sigue existiendo el riesgo de sufrir una quemadura por la intensidad de los rayos UVA.
  6. Antioxidantes. Los especialistas recomiendan reforzar la protección de los bloqueadores consumiendo antioxidantes como la vitamina E y los betacarotenos, pues reducen la sensibilidad de la piel y aumenta la resistencia al sol.
  7. Hidratación. Para reducir la resequedad producida por la exposición al sol se deben consumir abundantes líquidos. Recuerda que los recomendable es tomar dos litros de agua al día.

¿Qué otras cosas haces para proteger tu piel del sol?