¡Comparte en tus redes!

Tu alimentación, un factor clave para combatir el cáncer

alimentos_combatir_cancerAsí como se ha comprobado que llevar una dieta deficiente nos predispone a padecer diabetes y diferentes enfermedades cardiovasculares, también existen alimentos que pueden ayudarnos a combatir el cáncer.

Tal como lo lees, la ciencia ha logrado detectar una serie de alimentos con propiedades para prevenir y frenar el avance de este padecimiento que cobra más de 8.2 millones de vidas al año.

La mejor parte de todo es que se trata de productos accesibles y que puedes agregar fácilmente a tu dieta:

  • Brócoli. Amado por muchos, odiado por tantos, el brócoli es uno de los alimentos ideales para prevenir el cáncer. Esto se debe a que contiene isotiocianatos, una sustancia que elimina la proteína del gen p53 defectuoso, que provoca el crecimiento anormal de las células.
  • Granada. Un estudio de la Universidad de California concluyó que esta fruta contiene elementos que inhiben el movimiento de las células cancerígenas y reducen la metástasis. Esto evita que la enfermedad se disemine.
  • Huevo. Contrario a la creencia popular, el huevo es uno de los alimentos más saludables que existen. De hecho, un estudio del Hospital Vall d´Hebrón, de Barcelona, descubrió que el huevo es ideal para combatir el cáncer de colon. Esto se debe a que su vitamina D impide que actúe la proteína clave en la transformación de las células cancerígenas.
  • Nueces. Científicos de la Escuela de Medicina, de la Universidad Marshall, en Estados Unidos, demostraron que tomar un puñado de nueces al día reduce el riesgo de padecer cáncer de mama. Esto se debe a su alto contenido en ácidos grasos omega-3, antioxidantes y fitosteroles
  • Café. Un estudio de la Universidad de Rutgers, en Estados Unidos, concluyó que beber café previene el cáncer de piel, ya que la cafeína inhibe una proteína llamada ATR. Ésta destruye las células dañadas por los rayos ultravioletas. Esta bebida es tan efectiva, que incluso puedes aplicar el café directamente en la piel.
  • Leche. Al igual que el huevo, la leche tiene un alto contenido en vitamina D, por lo que también puede emplearse como un potente anticancerígeno. En el caso de los bebés, se sabe que la leche materna no sólo fortalece el sistema inmunológico, sino que previene la aparición de tumores agresivos.
  • Ciruelas y melocotones. Estudios recientes aseguran que los extractos de estas dos frutas ayudan a destruir las células del cáncer de mama, y sin dañar a las células sanas. Este descubrimiento puede dar pie a nuevos tratamientos de quimioterapia sin efectos secundarios.

Como siempre, recuerda que, para recibir todos estos beneficios, debes llevar una dieta balanceada y un estilo de vida saludable. De nada servirá que comas brócoli y granada durante varios días, si no dejas de fumar y jamás te ejercitas.