¡Comparte en tus redes!

Apendicitis, ¿Cómo saber si la empiezas a tener?

Nuestro cuerpo es un templo, pero sino lo cuidamos como es debido empieza a presentar dificultades para desarrollar bien todas sus funciones o lo que se conoce como enfermedad. La apendicitis es una enfermedad muy común presente en el 7% de la población.

apendicitis

Generalmente esta enfermedad que es de las principales emergencias atendidas en todo el mundo, surge entre los 10 y 30 años de edad. Nuestro apéndice se encuentra en el inicio del intestino grueso, en la zona inferior derecha del abdomen. Tiene forma de lombriz de color rosado cuando no está inflamado.

Cuando empiezas a tener los siguientes síntomas, es señal de que empiezas a tener apendicitis, cabe mencionar que no siempre presenta síntomas claros, y se puede confundir con otras afecciones como alteraciones ginecológicas.

Dolor abdominal.

El síntoma más representativo de apendicitis es el dolor abdominal, este surge en las primeras 6 u 8 horas y suele estar localizada alrededor del ombligo.

Siente su firmeza y si al tocarlo la zona se siente duro algo que es inusual, es síntoma de apendicitis.

Si tienes dolor abdominal, pero no va acompañado de náuseas ni hay disminución del apetito, es posible que no sea una apendicitis.

Mareos, vómitos e inapetencia.

Estos tres síntomas vienen acompañados justamente después del inicio del dolor abdominal y ocurre en un 90% de los casos de apendicitis.

Fiebre.

Esta se presenta en las primeras horas de la enfermedad, especialmente en niños y ancianos.

La fiebre alta solo ocurre cuando hay perforación del apéndice y fuga de material fecal desde los intestinos hasta la cavidad abdominal.

Caminar o estar de pie.

Un de las pruebas infalibles que te dicen que se trata de apendicitis, es que puedas mantenerte caminado sin que haya dolor grave, además es probable que solo sientas alivio al estar acostado y en posición fetal.

Otros de los síntomas que te pueden indicar que sufres de apendicitis son:

  • Dolor al orinar.
  • Dolor de agudo o leve en el recto,
  • Dolor en la espalda.
  • Dolor en la parte superior o inferior del abdomen.

Presta atención a estos síntomas y ve corriendo lo antes posible al médico para que te atienda y te dé, el mejor diagnóstico. Si es muy grave y os síntomas ya son muy fuertes tendrán que operarte y extirpar el apéndice.

Notas relacionadas: 

7 remedios básicos para la desintoxicación. Aquí.

¿De qué mueren los mexicanos? Aquí.

Tengo diabetes y estoy embarazada. Cuidados básicos. Aquí.