¿Cómo influyen nuestros amigos en nuestra salud?

¡Comparte en tus redes!

Con los amigos sales a comer, a pasear, a jugar al parque, van al bar, al cine, van por las pizzas, tortas, hamburguesas o tacos, hacen partidos de basquetbol, van a un concierto, a la playa, se quedan a jugar videojuegos… etc. Con los amigos puedes hacer infinidad de cosas, por lo tanto sería una grandísima mentira decir o asegurar que ellos no influyen para nada en tu salud.

Posiblemente pienses “ellos respetan mis comidas”, pero sin duda alguna las actividades que haces con ellos requieren esfuerzo físico.

Y aunque no hayan salido desde hace ya mucho tiempo, están presentes en tu mente, ese enorme almacén de recuerdos, emociones, datos duros y lazos afectivos que hacen que de alguna manera estés conectado(a) con esa otra persona.

Quienes tienen amigos muy cercanos pueden estar seguros de que han reducido la presión arterial y el colesterol. Salud y Amistad nos cuenta que tener buenos amigos ayuda a la longevidad. Si se quiere vivir más y no se cuenta buenos amigos… pues… ¡Es hora de comenzar a fortalecer los lazos que nos unen a los pocos amigos que nos quedan!

De acuerdo con una investigación realizada en Australia, las personas que tienen una extensa red de amigos (no nos referimos a las redes sociales) viven más que los “solitarios”, superando la esperanza de vida en un 22 %.

No se necesita ser un investigador australiano para saber que los amigos afectan nuestras decisiones y muchos de nuestros comportamientos. Ellos nos aconsejan y hablan mucho con nosotros, de dichas conversaciones nosotros extraemos lo que nos sirve o lo que nos pareció interesante.

Procura rodearte de gente que te aporte cosas positivas, o mejor aún, aporta tú ideas que ayuden a tus amigos. Invítalos a correr al parque, a hacer ejercicio, invítalos a leer un libro o lee con ellos un artículo de salud publicado en Ideas que Ayudan punto com, o inscríbete con ellos (ellas) a clases de comida vegetariana. En fin, puedes hacer mucho bien a tus seres queridos.

Un artículo en Muy Interesante señala que no tener amigos es tan malo para la salud como fumar. “La falta de relaciones sociales equivale a fumar más de 15 cigarrillos al día”, aseguró la coautora de la investigación Julianne Holt-Lunstad.

Tener poca interacción social es más riesgoso que no hacer ejercicio o ser alcohólico, es dos veces más peligroso que la obesidad. La falta de amistades tiene más impacto sobre la muerte prematura que los contaminantes en el medio ambiente.