Cosas que debes saber sobre el VIH

¡Comparte en tus redes!

El VIH es el “virus de la inmunodeficiencia humana”, que puede causar el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA). El cuerpo humano no puede eliminar el VIH, una vez infectado se vivirá así toda la vida.

Todavía no se encuentra una cura, pero la ciencia trabaja para encontrar una. Hasta el momento el paciente puede controlar el VIH con un tratamiento antirretroviral o TARV, que puede prolongar la vida de muchas personas infectadas y reducir su probabilidad de infectar a otras.

De acuerdo con CDC, una persona con VIH que lleve el tratamiento antes de que la enfermedad esté en etapas avanzadas puede tener una esperanza de vida casi normal.

Hay algunos fluidos corporales que pueden contener VIH y otros fluidos que no lo tienen. Los fluidos corporales infecciosos, según Staf, son la sangre (incluyendo la sangre de la menstruación), el semen, las secreciones vaginales y la leche materna. Aunque el riesgo depende de la manera en que entran en contacto y de las otras personas. Por ejemplo, un bebé corre más riesgo de infectarse al tomar leche materna debido a que su sistema inmunológico está en desarrollo, por ser pequeño e ingerir grandes cantidades. Un adulto corre menos riesgo por que quizá tome poca leche materna. Los fluidos corporales no infecciosos son la saliva, las lágrimas, el sudor, las heces y la orina.

¿Cómo evitar el contagio del VIH?

La forma más segura de evitar el contagio es la abstinencia sexual y la abstinencia de compartir agujas y jeringas. Evita compartir artículos personales que puedan tener sangre, como son los cepillos de dientes, rasuradoras, agujas para realizar perforaciones o tatuajes y cuchillas de corte o que pueden dejar cicatrices.

De acuerdo con Plannedparenthood, te recomendamos evitar riesgos durante las relaciones sexuales, practica el sexo seguro para reducir los riesgos. A continuación otras cosas que debes saber sobre el VIH.

1.- De acuerdo con Who, la infección causa un progresivo deterioro del sistema inmunitario y merma la capacidad del organismo para combatir algunas infecciones y otras enfermedades. En las etapas más avanzadas sobreviene el SIDA, que se define por la aparición de una o varias infecciones oportunistas o tipos de cáncer de más de veinte posibles.

2.- Hace un par de año más de 35,3 millones de personas estaban infectadas por el VIH, de las que 2,1 millones son adolescentes (de 10 a 19 años). Todos los adolescentes son vulnerables al VIH debido a los cambios físicos y emocionales que experimentan y a una posible mayor tendencia a adoptar conductas de riesgo, inherente a ese período de la vida. La mayoría de los infectados viven en países de ingresos bajos y medios.

3.- Es más común que la infección sea por sexo, pues durante el acto sexual se combinan los humores orgánicos de los participantes y el virus puede pasar de un organismo al otro, especialmente cuando existen lesiones en los tejidos vaginales u anales, heridas u otras enfermedades venéreas.

4.- Las personas con enfermedades venéreas corren más riesgo de contagiarse el VIH/SIDA y de contagiar su infección a otros. Lo recomendable es que reciban tratamiento médico y eviten los contactos sexuales.

5.- De acuerdo con Voicesofyouth, una forma de reducir el riesgo es si las personas contagiadas se abstienen de las relaciones sexuales; si los integrantes de parejas que no están infectadas sólo tienen contactos sexuales entre ellos, o si mantienen relaciones sexuales más seguras, ya sea sin penetración o con la protección de un condón. La única manera de prevenir el contagio del VIH por vía sexual es mediante la abstención absoluta de todo contacto sexual.

6.- Consumir drogas aumenta el riesgo de contagio. También se contagia uno si se corta o perfora la piel con una aguja, jeringa, navaja de afeitar u otro instrumento cortante o punzante que no esté esterilizado. Quienes se inyectan drogas o mantienen relaciones sexuales con consumidores de drogas inyectables corren alto riesgo.

7.- Todos merecen apoyo. Las personas contagiadas a menudo sufren discriminación. La discriminación es una violación de los derechos humanos individuales y una amenaza a la salud pública. Todas las personas infectadas merecen apoyo.