¡Comparte en tus redes!

Las ventajas de dar el ¡fua!, en tu chamba

ºLas ventajas de dar el ¡fua!, en tu chamba

Las ventajas de dar el ¡fua!, en tu chamba

Los amigos Godínez que deciden ser proactivos tienen mejores oportunidades, bien dicen que éstas no caen del cielo, uno mismo se las busca, no necesitas estar preguntando a cada rato si hay una posibilidad de aumento o un puesto más conveniente, más bien necesitas convertirte en un empleado proactivo.

Las organizaciones han empleado el término proactividad para definir la actitud positiva y trabajadora que cualquier Godínez adopta en una organización. Estas personas asumen el control de su conducta a modo activo, toman la iniciativa en el desarrollo de acciones creativas y audaces para mejorar su chamba, en otras palabras ser proactivo es ponerse las pilas, ponerte la camiseta de la empresa, o como quien dice por ahí... ¡dar el fua! Un extra.

Esta persona obviamente se encontraba bajo los efectos del alcohol, incluso el video se convirtió en viral en aquel entonces, pero entre las tantas cosas graciosas que dice hay muchas palabras llenas de sabiduría.

Cuando eres proactivo tendrás más oportunidades en la vida, se te abren más puertas y te acercas más al éxito, nadie quiere darle una oportunidad a quien se la pasa quejándose, a quien llega tarde y es el primero en salir por la puerta a la hora de la salida. Nadie pone sus ojos  en personas que hacen el menor esfuerzo. Aquí algunas ventajas de dar el fua, ¡fuaaa!

1.- Aprendes más. Cuando eres proactivo llegas a terrenos desconocidos para los demás, de esta manera descubres nuevas cosas y adquieres más experiencia, esa es una buena noticia, pues adquieres más capacidades y te vuelves un producto más valioso.

2.- Te vuelves prospecto. Cuando eres proactivo los líderes pondrán sus ojos en ti cuando llegue un proyecto importante, podrían llegar buenas noticias.

3.- Menos estrés. Eres proactivo y das el fue cuando haces todo en tiempo y forma, así mantienes el control de las cosas, por lo tanto tienes menos preocupaciones.

4.- Aspiraciones. Cuando das el fua es más fácil acercarte a una meta o a un sueño, así que si das el ¡fuaaa!, tienes todo tu derecho a tener buenas aspiraciones.

5.- Confías más en ti mismo. Al ser proactivo y dar el fua irás descubriendo que eres capaz de hacer las cosas, eso mejora tu confianza.

6.- Eres más optimista. Al tener menos estrés, tener mejores oportunidades, más aspiraciones y al confiar en ti mismo, verás las cosas desde una perspectiva más alegre.

7.- Mejoras tu Currículo. Obviamente al ser proactivo tendrás más cosas que hacer, pero si lo haces estarás dándote la oportunidad de aprender nuevas cosas, lo que ayuda a mejorar tu carta de presentación.

Así que ya te la sábanas, si quieres escalar posiciones, da el fua, ¡fuaaa!, en la chamba, no sea que en el futuro te conviertas en el vato que es el gato del gato del gato del patrón.

La ventaja de ser eficiente en el trabajo, aquí.

La otra impuntualidad, evítala para ser más eficiente, aquí.

Ideas para ser puntual en una entrevista de trabajo, aquí.

Cosas positivas que todo buen Godínez adopta al entrar a trabajar, aquí.

Administra tu tiempo en la oficina y vuélvete mucho más eficiente, aquí.