¿Por qué comer cereales te hace una persona más atractiva?

¡Comparte en tus redes!

Junto con las legumbres, los cereales tienen gran importancia en la pirámide alimenticia de las personas. Los cereales son alimentos que deben consumirse diariamente para lograr de buena salud y un aspecto físico.

¿Por qué comer cereales te hace una persona más atractiva? Los cereales son la base de la alimentación y aportan los nutrientes necesarios para la dieta diaria. Los cereales aportan:

Hidratos de carbono, que aportan almidón, un polisacárido formado por la glucosa que aporta mucha energía; Proteínas, los cereales contienen entre 8% y 12% de proteínas; Grasa, la grasa de los cereales está compuesta por ácidos poli y monoinsaturados, que mantienen en buen estado el sistema cardiovascular; este alimento también proporciona vitaminas, las cuales son necesarias para no enfermarse tanto y proporcionan energía, ayudan a que quien las consuma tenga un buen desarrollo, entre estas vitaminas se encuentran las del complejo B, como la vitamina B1, vitamina B2 y vitamina B12, junto con el ácido fólico, son las más abundantes en los cereales; entre los minerales que aportan los cereales se cuentan el fósforo, zinc, silicio, hierro calcio y sodio; nos aportan fibra, la cual está contenida en la capa externa de los granos.

Estos alimentos nos ayudan a tener buena salud, lo que se traduce en un mejor aspecto físico. Gracias a las vitaminas y minerales que aportan, el cuerpo luce más fuerte y más sano. Estos alimentos son bajos en grasa, lo que los hace ideales para mantenerse delgado y fuerte.

Permiten que el azúcar en la sangre sea equilibrada y gracias a su contenido en fibra las personas que la consumen se sienten menor consigo mismas, pues sufren menos estreñimiento, y si alguien se siente bien, se ve bien.

Cuando una persona se acostumbra a consumir cereales en su dieta diaria, mejora el aspecto desu piel, su uñas y su cabello.

Los consumidores de cereales lucen más vigorosos y llenos de energía, pues no sufren  trastornos digestivos y estomacales.