¡Comparte en tus redes!

Remedios para aliviar los pies cansados

Remedios para aliviar los pies cansados

Remedios para aliviar los pies cansados

Pasaste todo el día caminando, fue un día realmente agotador, al llegar a casa sientes los pies adoloridos y cansados y lo que más deseas es descansar y tener un remedio para no sentirte tan adolorida.

Si estás de vacaciones, si no has terminado de realizar tus compras o tienes otro evento al día siguiente… ¡necesitas un buen descanso!, pero también requieres algo que te ponga nuevamente al cien. Aquí algunos remedios para aliviar los pies cansados.

1.- Agua caliente. Sumerge tus pies en un recipiente con agua caliente y sales de Epsom. Si se desea se le pueden añadir unos cuantos pétalos de rosa o unas gotas de aceite de hierbabuena, te ayudará a mejorar la circulación. Retira los pies cuando al agua se enfríe y sécalos bien. Después, es buena idea aplicar un masaje.

2.- Agua y arroz. Hierve un poco de arroz en dos tazas de agua, deja cocer hasta que el agua se reduzca a una taza, cuela y pasa a una tina, deja reposar y agrega tres cucharadas de polvo para hornear, sumerge los pies y déjalos ahí hasta que el agua esté fría. Retira y seca tus pies.

3.- Masaje. Para aliviar los pies cansados puedes lavarlos perfectamente bien y después aplicar un masaje con crema a base de menta o con aceite de hierbabuena.

4.- Levanta los pies. Algo que te puede ayudar a aliviar el cansancio de pies es recostarte y levantar los pies en alto y recargarlos en la pared, quédate en esa posición diez minutos y después aplica un masaje con crema suavizante. Que tu masaje sea con movimientos circulares desde la punta hasta la parte alta de las piernas.

5.- Manzanilla y toronjil. Algo que te puede ayudar es sumergir los pies por veinte minutos en una infusión caliente con manzanilla y toronjil, ayuda a relajar los pies y a calmar el dolor.

6.- Pelota de tenis. Para aliviar el cansancio de pies coloca una pelota debajo de tus pies y hazla rodar debajo de la planta de cada pie. Este masaje te ayudará a calmar las molestias.

7.- Aceite de oliva, canela y clavos. Mezcla dos rajitas de canela, clavos de olor y una taza de aceite de oliva en una cacerola y calienta a fuego lento, sin hervir. Remueve el agua hasta que pasen diez o quince minutos. Deja enfriar y cuela, pasa el agua a un tarro de vidrio y aplica en el área de los pies con masajes circulares, como si fuera una loción para el cuerpo. Mantén el aceite en un lugar fresco y oscuro, puedes conservar el aceite hasta por nueve meses.