¡Comparte en tus redes!

Copa Menstrual: ¿Qué debo saber?

En los últimos años, la copa menstrual se hizo popular entre las mujeres pues es cómoda, económica, reutilizable y amistosa con el ambiente. ¿Te animas a probarla?

¿Qué es?

La copa menstrual es un recipiente en forma de campana que se inserta en la vagina durante la menstruación y recolecta el sangrado. Están fabricadas de látex o silicona grado médico y tienen una vida útil de hasta 10 años, ¡que diferencia en comparación a las toallas y los tampones!

Antes de conseguir una debes consultar con tu ginecólogo para saber la “talla” de copa que necesitas.
Usualmente las más pequeñas se les recomienda a las mujeres menores de 30 años que no tengan hijos o no hayan tenido un parto vaginal y las copas más grandes, a las que sí hayan dado a luz de manera natural.

Esterilizar antes de usar

Un paso muy importante antes de todo es esterilizarla. Al utilizar la copa por primera vez debes ponerla a hervir durante 3-5 minutos, no más o puede llegar a quemarse, de esta forma se eliminarán todas las impurezas que pueda tener.

Debes leer: Todo sobre la ausencia de menstruación

¿Cómo se usa?

Antes de ponerte la copa hay que lavarse bien las manos. Después procedes a tomarla y doblarla por la mitad a usando el dedo pulgar e índice. Se introduce con cuidado en la vagina y, una vez adentro, se desplegará adaptándose a la forma natural del cuerpo.

Para retirarla y vaciarla, basta con tomarla desde la base, apretar suavemente y jalar hacia abajo. La copa puede ser usada de 6 a 12 horas y puesta de manera correcta, no genera ningún tipo de incomodidad.

Limpieza

Durante tu periodo entre puesta y puesta es necesario limpiarla con agua, una vez limpia puedes volver a ponértela, si estas fuera de casa basta con que lleves contigo una botella de agua y hagas el mismo proceso.

Si en algún momento tu copa cambia de color o textura es necesario conseguir una nueva.

Artículos que no debes perderte:

¿Cómo hablar de menstruación con tu mamá?

Alergia a las toallas femeninas, síntomas y qué hacer

Efectos de los anticonceptivos en el cuerpo