¡Comparte en tus redes!

Remedios caseros para espinillas

Esas impurezas en la piel son el pequeño detallito que le puede dar en la torre a toda tu bizcochéz. Aquí te dejamos una serie de remedios caseros para espinillas que seguro te ayudan sin tener que gastar las perlas de la virgen.

remedios caseros para espinillas

Algunas imperfecciones en la piel son provocadas por cambios hormonales y en esos casos estos remedios pueden no ser tan efectivos, pero cuando tienen que ver con bacterias y cúmulos de grasa sobre la piel, te pueden resultar verdaderamente efectivos.

Remedios caseros para espinillas

Bicarbonato de sodio

Por sus propiedades antisépticas, el bicarbonato es excelente para impedir la propagación de bacterias y eliminar el exceso de grasa sobre la piel. Además es un gran exfoliante por lo que remueve las células muertas atrapadas dentro de los poros que provocan los puntos negros.

Para sacarle todo el provecho coloca en un recipiente 2 cucharadas de bicarbonato de sodio y añade agua poco a poco y mezclando hasta conseguir una pasta que se pueda aplicar sobre el rostro. Déjala actuar por 10 minutos y luego retírala con agua templada abundante.

Miel

La miel de abeja es famosa por sus propiedades antibacterianas y por esa misma razón es perfecta para eliminar las espinillas y puntos negros provocados por las bacterias en la piel.

Para que te funcione, consigue miel natural de abeja en algún mercadito o tianguis (nu funcionará con los sustitutos de miel de los centros comerciales) y con la yema de tus dedos aplica sobre las zonas más afectadas. Déjala secar y tras una hora retírala con agua tibia. Repite esto 3 o 4 veces por semana y a la brevedad verás los resultados.

Claras de huevo

Las claras de huevo son ricas en aminoácidos los cuales ayudan a reparar los tejidos y a regular la producción excesiva de grasa en la piel.

En un recipiente bate 2 o 3 claras de huevo hasta punto de turrón (espumosa y espesa) y extiende sobre el rostro hasta formar una mascarilla. Déjala actuar por unos 20 minutos y retírala con agua templada. Aplica este tratamiento 3 veces por semana y en poco tiempo vas a sentir tu piel más suave y tersa.

Aloe vera 

Ya todos conoces las propiedades antinflamatorias y antibacterianas del aloe vera, por lo que es común ver que lo apliquen sobre quemaduras, cortaduras y cicatrices. Sobre la piel de tu cara eliminará las bacterias que infectan tus poros y regulará el exceso de grasa que se acumula en los poros de la piel.

Extrae directamente de la hoja de aloe el fresco gel y frótalo sobre tu rostro, dejándolo actuar por 20 minutos y enjuaga con abundante agua templada. Repite el tratamiento todos los días, antes de irte a dormir y en poco tiempo sentirás los resultados.

Ajo

No por ser el último en esta lista es el menos efectivo. El ajo es uno de los mejores antibióticos naturales que existen para combatir los barros y espinillas. Es un potente antioxidante con compuestos de azufre que detiene casi de inmediato la aparición de puntos negros y espinillas.

Muele en un recipiente un diente de ajo crudo y aplica la pasta sobre las zonas afectadas. Deja que el ajo actúe por unos 10 minutos y luego retira con abundante agua templada. Repite el tratamiento de 2 a 3 veces por semana.

Notas relacionadas con remedios caseros para espinillas:

Remedios caseros para puntos negros, dando click aquí.

Remedios contra barros y espinillas, dando click acá.

Remedios caseros de la abuela que la ciencia respalda, dando click de este lado.

Kris Durden