¡Comparte en tus redes!

Así puedes terminar con el síndrome del impostor

¿Sueles autosabotearte y sentir que no eres suficiente? Entonces tal vez tienes el síndrome del impostor

El síndrome del impostor es uno de los más comunes y se diferencia por tener una sensación en la que no eres suficiente, sueles autosabotearte u tus logros no son suficientes. Hoy te ocntamos cómo terminar con este.

  1. Ve al psicólogo

El primer caso apra saber si tienes o no este síndrome es ir al médico para ser diagnosticado. Si cuentas con los siguientes síntomas es probable que lo tengas:

  • Ansiedad generalizada
  • Depresión
  • Falta de autoconfianza
  • Frustración relacionada con la imposibilidad de cumplir con los estándares autoimpuestos
  • Baja autoestima

Este también incluye miedo paralizante, estrés y nervios para poder realizar tus actividades de forma normal.

2. No todo se trata de ti

A veces las personas que tienen este síndrome pueden sentir que todos hablan mal de este o que se burlan a sus espaldas. Sin embargo, esto muchas veces no es así y debes de empezar a resolver tus propios problemas y no en complacer a los demás.

Debes entender que la única persona que debe estar satisfecha con tus decisiones eres tú.

3. Reconoce lo bueno en ti

El síndrome del impostor suele hacernos creer que los logros personales no son correspondidos o merecidos. En este caso debes de identificar y reconocer que no fue cuestión de suerte sino tu constancia lo que te hizo llegar ahí.

No pienses que lo que has conseguido no lo mereces, sino que fue un trabajo constante. Ve la situación desde el exterior como si fuera otra persona la que lo entienda.

4.No te compares

Si bien puede resulta complicado, debes dejar de compararte. Las personas qu tienen el síndrome del impostor fueron comparados cuando eran niños y por ello, pueden sentir que a menudo no son suficientes.

Debes entender que todos somos diferentes y tenemos puntos a favor y en contra, así que no te compares, ya que seguramente otros más también se han comparado contigo, viendo cosas que tú no puedes.

5. Decide

Aunque suene obvio, este es el punto más complicado ya que es un proceso emocional y mental, mismo que puede ser acompañado por un profesional.

Intenta ser autoreflexivo, pensar qué es lo que te pesa y de donde viene todo ese miedo que te hace autosabotearte con el síndrome del impostor.

NO TE VAYAS SIN LEER:

8 tips para mantener tus dientes y boca saludable

¿Qué es la viruela del mono y cuáles son sus síntomas?

¿Por qué se producen los cólicos menstruales?