¡Comparte en tus redes!

La técnica de cepillado de dientes y los errores que no debes cometer

La mayor cantidad de problemas dentales se podrían evitar y prevenir con una responsable y correcta técnica de cepillado de dientes, por eso aquí te vamos a dejar los pasos que debes de seguir para evitar que tu sonrisa se arruine con caries y sarro.

Qué nos ayuda a prevenir un buen cepillado dental

Un buen cepillado reduce el deterioro de tus piezas dentales evitando la aparición de caries y placa dentobacteriana, por lo que no desarrollarás sarro. También mantiene la salud de tus encías, evitando y hasta revirtiendo la gingivitis, que es el sangrado de encías. ¿Sabes qué es lo más sorprendente? El cepillado funciona incluso sin tener que poner dentífrico sobre el cepillo.

La técnica de cepillado de dientes

Lo primero que debes saber es que existen barias técnicas de cepillado dental, por lo que aquí te dejaremos algunas de las más populares por parte de los profesionales.

El tipo de cepillo dental

La mayoría de los expertos coinciden en que debes de utilizar un cepillo dental con cerdas medias o suaves acomodadas de manera uniforme y con una cabeza de cepillo angular para alcanzar la superficie interior de tus dientes y evitar la acumulación de sarro.

Si tienes dudas, lo ideal es acudir con un profesional para que revise personalmente el tipo de cepillo dental que tú requieres tomando en cuenta la forma, el tamaño y la suavidad de las cerdas, esto con el fin de evitar lesiones en las encías.

La cantidad de dentífrico

El tipo de dentífrico que debes usar va de acuerdo a la sensibilidad de tus dientes, pero la cantidad de dentífrico que utilizas debe de ser mínima. Para que tengas una idea clara, sólo debes de poner suficiente para cubrir la punta del cepillo, no más.

El tiempo necesario de cepillado

Por lo menos debes cepillarte dos veces al día; en la mañana y en la noche. Cada sesión debe durar por lo menos 2 minutos, en los cuales debes cepillar correctamente los 4 cuadrantes en los que se divide la boca (30 segundos por cuadrante).

La posición del cepillo de dientes

Es importante que varíes la posición del cepillo de acuerdo a la zona que cepillas.

Superficies exteriores e interiores: Cepilla en un ángulo de 45 grados con movimientos suaves que terminen en un ángulo de 90 grados.  

Superficies de masticación: Sujeta el cepillo en posición horizontal comenzando con movimientos de adelante hacia atrás, para posteriormente cepillar en círculos.

Superficie interna de los dientes incisivos: Inclina el cepillo de manera vertical y con movimientos suaves cepilla de arriba a abajo.

Lengua: Aquí tendrás que barrer la lengua desde atrás para adelante buscando expulsar todas las bacterias que causan mal aliento. 

Mejillas y paladar: También esta zona requiere que le pases el cepillo dental de manera suave, para no lesionar la zona, pero remover las bacterias que también ahí se alojan.

Recuerda que el uso de hilo dental ayuda a remover restos de comida en donde el cepillo no puede llegar, así que úsalo con regularidad.

Aquí te dejamos un video para que te quede más claro:

Notas relacionadas con la técnica de cepillado de dientes:

La caducidad de tu cepillo de dientes, peine y otros artículos, dando click aquí.

7 usos alternativos para la pasta de dientes, dando click acá.

7 usos alternativos para tu cepillo de dientes, dando click de este lado.

IdeasQueAyudan