¡Comparte en tus redes!

7 alimentos que jamás debes darle a tu bebé

Han pasado ya algunos meses desde que ese pequeño angelito llegó a tu vida. Has seguido las indicaciones del médico y los has alimentado exclusivamente con leche materna. Sin embargo, no tienes claro en qué momento debes incluir sólidos en su dieta diaria, y muchos menos qué puedes y qué no debes darle de comer.

Los especialistas coinciden en que un bebé debe comenzar su alimentación complementaria hasta los seis meses, cuando ya es capaz de sentarse y llevarse las cosas a la boca. Al llegar a esa edad, el pequeño ya perdió el reflejo de extrusión, que les hace escupir todo lo que entra en su boca y que no es leche.

Además, pasado el cuarto mes, su digestión habrá mejorado y podrá asimilar fácilmente los alimentos sólidos. Sin embargo, no puedes darle cualquier cosa. Los pediatras recomiendan que, antes del año de edad, un bebé jamás coma:

  1. Miel. Aunque se trate de un producto natural, un bebé no debe comer miel, pues le puede provocar botulismo, una intoxicación que le hará padecer estreñimiento y le dificultará mamar del pecho y el biberón.bebé comiendo
  2. Sal. La dieta de un bebé no debe incluir sal, pues sus riñones no están lo suficientemente desarrollados para manejar grandes cantidades de sodio. Puede consumir moderadamente este producto después del año de edad.
  3. Uvas. Aunque no representan un peligro para la salud de tu hijo, se recomienda que no les des alimentos pequeños, como las uvas, nueces y cacahuates, pues pueden ocasionarles asfixia.
  4. Chocolates. El cacao y la leche no materna son de difícil digestión para los bebés, por lo que se recomienda que no los incluyas en su dieta. De hecho, algunos pequeños presentan reacciones alérgicas a estos alimentos.
  5. Azúcar. Debes tener claro que tu bebé no debe consumir azúcar. Su paladar no se ha desarrollado completamente, por lo que no distingue entre una bebida insípida y una dulce. Si agregas azúcar a las papillas y bebidas de tus hijos, los acostumbras a comer cosas dulces, y después les resultará difícil dejarlas. Además, si consumen alimentos dulces, los predispones a tener caries dental.
  6. Café, té, refrescos de cola y bebidas energéticas. Tal vez te parezca ridículo que incluyamos estas bebidas en la lista. ¿Quién en su sano juicio le daría refresco o café a su bebé? Aunque no lo creas, mucha gente lo hace. Ello sin contar que los tés son muy socorridos para eliminar los cólicos y aliviar los problemas estomacales. El problema es que todas estas bebidas contienen cafeína, una sustancia que limita la absorción de calcio y hierro, y que es altamente estimulante.
  7. Espinacas y acelgas. Aunque tu bebé debe aprender a comer verduras, se recomienda que no coman hortalizas de hoja verde, como las espinas y las acelgas, pues contienen nitratos, sustancias que al alcanzar altas concentraciones en el cuerpo del pequeño pueden provocar metahemoglobinemia, padecimiento caracterizado por la coloración azulada de la piel y las membranas mucosas, por la falta de oxígeno en la sangre.

¿Qué otros alimentos deben estar fuera de la dieta de un bebé?