¡Comparte en tus redes!

7 remedios caseros para bajar la fiebre

fiebreLos padres suelen preocuparse cuando notan que la temperatura de sus hijos aumenta; sin embargo, la fiebre no siempre es síntoma de una infección o enfermedad, puede presentarse como reacción a alguna vacuna o incluso cuando se usa demasiada ropa.

Sea cual sea el origen de la fiebre, es importante bajar la temperatura corporal inmediatamente, pues los pequeños pueden presentar crisis convulsivas.

Algunos remedios efectivos para bajar la fiebre son:

  1. Baño. Dale al niño un baño con agua tibia. Evita el agua fría, pues provocará que el cuerpo reaccione y eleve su temperatura para tratar de calentarse.
  2. Compresas. Humedece un paño con agua fría y colócalo sobre la frente del pequeño, en la parte posterior del cuello y las muñecas. Cuando notes que la compresa se caliente, vuelve a humedecerla.
  3. Papa. Coloca unas rodajas de papa en las plantas de los pies del pequeño. Cuando estén calientes, deberás cambiarlas. Esto ayudará a refrescar al niño.
  4. Cebolla. Otra forma efectiva de bajar la fiebre es colocando rodajas de cebolla en las plantas de los pies del niño y luego ponerle calcetines para que éstas no se muevan. Deja que la cebolla actúe por 30 minutos y retírala.
  5. Papa con vino. Puedes aprovechar al máximo el efecto refrescante de la papa si sumerges las rodajas en vino y luego las colocas en las sienes del de hijo. Para evitar que se muevan, puedes amarrarlas con una tela.
  6. Girasol. Esta flor ha demostrado ser una excelente aliada para bajar la fiebre. Únicamente tienes que preparar una infusión con algunos pétalos secos de girasol, y se le dan al pequeño de dos a tres cucharadas cada ocho horas.
  7. Albahaca. Al igual que el girasol, esta hierba aromática tiene propiedades que ayudan a bajar la temperatura corporal. Prepara una infusión de albahaca y dásela de beber al niño cada ocho horas.

Para obtener mejores resultados, te sugerimos que el bebé o niño esté en un ambiente fresco y que utilice la menor cantidad de ropa.

Recuerda que estos remedios son una solución temporal, por lo que debes llevar a tu hijo con el médico para que determine la causa de la fiebre.