¡Comparte en tus redes!

Aprende a medir lo que come la familia

El desbalance calórico al que está sujeta la familia, parecería no tener solución. En México, se calcula que 7 de cada 10 adultos sufren sobrepeso y alrededor del 30% de los menores de edad tienen obesidad, de acuerdo con datos de la Secretaría de Salud. No importa dónde nos encontremos, en el hogar, trabajo o escuela, todos estos lugares pueden estar rodeados de un ambiente poco apto para que podamos medir lo que comemos. 

En la familia, los integrantes más conscientes de la nutrición, por lo regular, son los adultos. No obstante, recordemos que los más jóvenes suelen ver en éstos un modelo a seguir. Por lo que es importante que los padres sean los primeros que pongan el ejemplo. Sobre todo porque los menores de edad requieren de una alimentación que les ayude a su crecimiento integral. De aquí que sea relevante el qué, cómo y cuánto come toda la familia.

A continuación te presentamos los principales beneficios de medir las porciones:

Nota_IQA-edit

 

Medir las porciones cuando nos sentamos a comer, actualmente resulta más fácil gracias a las tendencias de las industrias alimenticia y de bebidas, las cuales ofrecen una mayor variedad de productos en sus portafolios. Es así como encontramos Pingüino Marinela mini, Yoplait Yoghurt bebible mini, botellas de 200 ml Ciel Mini Mango, mini latas de 235 ml de Coca-Cola Regular, Light, Zero o Life, las cuales pueden funcionar como el primer paso para medir las calorías del día, puesto que contienen menos de 100 kcal y además presentan información nutrimental clara, clave para la medición de porciones. 

Controlar lo que comemos significa ser más inteligentes. No sólo para beneficio propio, también para todos los que conforman a nuestra familia, pues recae en la responsabilidad de tener una mejor calidad de vida. En especial cuando en la actualidad contamos con demasiada información al respecto, es tiempo de actuar sobre aquello que sea lo mejor para obtener hábitos más saludables. Principalmente cuando los más pequeños preguntan, ¿qué hay para el lunch de mañana?