¡Comparte en tus redes!

Conoce los tipos de anorexia nerviosa

La apariencia juega un papel importante en la vida de los seres humanos. A todos nos gusta lucir lo mejor posible, por lo que no es raro que cuidemos nuestra alimentación para evitar subir de peso. El problema es que muchas personas llevan esta conducta al extremo y desarrollan algún trastorno alimenticio.

Este tipo de enfermedades crónicas son más comunes entre las mujeres, en su mayoría adolescentes, que en los hombres. Actualmente, se tienen identificados 10 trastornos alimenticios, de los cuales la anorexia es la que se presenta con mayor frecuencia.

anorexia chica

La anorexia se caracteriza por la pérdida de peso excesiva, debido a que se someten a dietas rigurosas. Quienes la padecen suelen tener una percepción alterada de su apariencia. Sin importar su grado de delgadez creen tener sobrepeso.

Para bajar de peso, estas personas adoptan conductas restrictivas o purgativas. Dependiendo del método que elijan para perder peso es que se puede clasificar la anorexia nerviosa. Cada subtipo tiene sus propios síntomas y consecuencias para el organismo.

  • Restrictiva. Quienes padecen este tipo de anorexia nerviosa suelen restringir su alimentación para controlar su ingesta calórica diaria. En un principio, esta conducta puede pasar desapercibida porque la persona sólo hace pequeños cambios en sus hábitos alimenticios; sin embargo, con el paso del tiempo, puede llegar al punto en que se niegue a probar bocado. Al llegar a un estado de inanición parcial o total, la paciente puede desarrollar osteoporosis, problemas gastrointestinales y endócrinos (suspensión de la regla), entre otros efectos secundarios.
  • Purgativa. Las personas que desarrollan este tipo de anorexia nerviosa comen compulsivamente y recurren a diuréticos, laxantes y enemas, así como a inducirse el vómito para compensar el aumento de peso. El abuso de estos productos puede desencadenar disfunciones o fallas renales y hepáticas, así como problemas cardíacos.

Debes tener en cuenta que es posible tener ambos tipos de anorexia nerviosa. Muchas de las pacientes las experimentan por episodios, así que debes estar atento a todos los síntomas.

Para tratar la anorexia nerviosa es necesario que la paciente reconozca que está enferma, de otra manera los resultados serán escasos y temporales. Se necesitará un equipo multidisciplinario que ayude a mejorar los hábitos alimenticios de la enferma, así como mejorar su autoestima.

El proceso para tratar la anorexia nerviosa es lento, y requerirá la intervención de toda la familia, por lo que se recomienda ser paciente y no presionar a la enferma, pues siempre existe el riesgo de tener recaídas.

 

Fuente: Soledispa Chávez Tanya, Anorexia, Mundo Asistencial, Web Consultas, Innatia, Doctissimo