¡Comparte en tus redes!

Mi México... Lindo, nutrido y sabroso

A_DRIJANSKI_NUEVALa gastronomía mexicana es un tema muy rico, tanto por la cantidad de alimentos que la conforman como por las combinaciones culinarias que se pueden lograr. Me gustaría compartirles inclusive que en el 2010 la gastronomía mexicana fue reconocida como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO; imagínense todo lo que podemos encontrar en ella y que tenemos al alcance de nuestras manos. La diversidad es la característica esencial de las opciones que podemos elegir para consumir en nuestra casa.

Ciertos alimentos de la dieta mexicana además de proporcionarnos varios nutrimentos (vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra entre otros), nos brindan sabores diferentes, únicos y maravillosos a nuestra alimentación. Los alimentos que nacieron y se han cultivado en México se distinguen por aportar una gran cantidad de beneficios para la salud.

Estos son algunos de mis alimentos mexicanos favoritos:

El amaranto fue uno de los descubrimientos de los españoles cuando llegaron a México, junto con el maíz, eran los principales granos alimenticios de los pobladores de la región. El amaranto es una excelente fuente de calcio y hierro, además contiene cantidades significativas de fibra y proteína (por ejemplo en 100g de amaranto encontramos 14g de proteína vs la carne que en 100 g encontramos 21g de proteína) lo cual lo convierte en una excelente elección para las personas vegetarianas o simplemente se vuelve una excelente opción para consumirlo en el desayuno, agregarlo a licuados, galletas, panqués, cereales artesanales hasta en barras de alegría.

El cacao fue descubierto hace más de 2000 años, se consideraba una bebida para los dioses por el sabor y por ser una fuente de energía, serotonina (la cual se encarga de crear sensaciones de bienestar), fósforo y magnesio (que es un relajantes naturales). El cacao cuenta con propiedades antioxidantes (polifenoles) que combaten los radicales libres, haciéndolo un alimento rejuvenecedor y anticancerígeno.

El aguacate estimula la formación de colágeno, ayudando a tener una piel hidratada, además contiene vitaminas C, K, E y ácido fólico que nos aporta antioxidantes, nos ayuda a tener una buena coagulación y a regular los niveles de colesterol en sangre. Una manera diferente de implementar el aguacate en tu alimentación es agregarlo a tu licuado de la mañana, le da muchísima consistencia, además de esto claro que lo puedes agregar a una ensalada o hacer guacamole o utilizarlo como parte de tu plato fuerte.

El maíz es el alimento más representativo de México, es de los cereales que más fácilmente consumimos y es la principal fuente de energía en la dieta de Latinoamérica. El maíz es una fuente innata de fibra que favorece nuestra salud intestinal, los cereales en específico nos aportan energía, la cual es indispensable para nuestra vida y si la consumimos por la mañana y durante el día crearan la combinación perfecta para mantenernos activos, además es muy fácil de incluir en nuestra alimentación, desde alguna versión semi-dulce como hojuelas de maíz (de preferencia sin azúcar) o en su versión salada como dobladitas, enfrijoladas, enchiladas, chilaquiles, tamales, pozole, sopes, tostadas, tlacoyos , tacos o simplemente acompañar tu comida con una tortilla o tostada, hasta incluir en la tarde unas palomitas naturales.

El nopal es de los alimentos más antiguos que se han podido identificar, además emblemático por estar en nuestra bandera nacional, este cactus es una fuente importante de fibra digestiva que ayuda a regularizar nuestro tránsito intestinal y ayuda a hacer más lenta la absorción de grasas y azúcares en el proceso de digestión. El nopal es considerado como uno de los alimentos con más alto contenido de calcio que nos ayuda a regenerar huesos, dientes y llevar a cabo diferentes funciones orgánicas. Este lo podemos integrar fácilmente en sopas, ensaladas, jugos, guisados y guarniciones.

El chile, es un alimento tan versátil, México es conocido por su alto consumo de picante y tiene múltiples beneficios para nuestra salud. El chile es rico de vitamina A y C, la parte del chile que crea la sensación de picante es la capsaicina la cual tiene propiedades termogénicas lo que puede acelerar tu metabolismo, éste calor que provoca el consumo de picante aumenta y relaja el flujo sanguíneo, además esta misma libera endorfinas y aumenta los niveles de serotonina; así que aprovechemos este alimento en una rica salsa, chilaquiles, enchiladas, chiles rellenos hasta fruta con chile en polvo.

Me siento sumamente orgullosa de ser mexicana, amo mi país que lo tiene todo….cultura, historia, tradición, clima, zonas geográficas, color y una gastronomía exquisita. Me encanta la comida mexicana y conocer sus beneficios la vuelven extremadamente especial. Es importante aprovechar y conocer los alimentos que se producen naturalmente en nuestro país; la naturaleza es sabia y sabe brindarnos lo que necesitamos de acuerdo al lugar donde vivimos.

Alexandra Drijanski