¡Comparte en tus redes!

Un truco efectivo que te ayuda a adelgazar sin dieta ni ejercicio

Un truco efectivo que te ayuda a adelgazar sin dieta ni ejercicio

Un truco efectivo que te ayuda a adelgazar sin dieta ni ejercicio

Una amiga cambió sus hábitos alimenticios y comenzó a ver mejorías, las llantitas fueron desapareciendo y poco a poco el tamaño de su vientre fue disminuyendo. No te vamos a decir que vuelvas anoréxica o bulímica, si quieres echar a perder tu cuerpo y perjudicar tu aspecto físico este no es el espacio que estás buscando, pero si deseas verte bien y tener un estilo de vida más saludable, abre bien los ojos y sigue leyendo, descubrirás que adelgazar no es algo tan difícil, sólo necesitas cambiar tus hábitos.

¿Qué tengo que hacer para adelgazar?

En la actualidad las personas acostumbran a estar siempre a las carreras, hay mucho trabajo en la oficina o muchas cosas que hacer durante el día, por eso hay quienes optan por devorar los alimentos sin siquiera disfrutarlos, es decir, comen por comer. Lo que necesitas para lograr un cuerpo perfecto o al menos más delgado es no estresarte durante la comida, darte un espacio de tiempo cada que vayas a disfrutar de tus alimentos, y por supuesto, no saltarte ninguna comida. Recuerda que el desayuno es muy importante, no dejes de desayunar por nada del mundo.

¿Darme un espacio para comer tranquilamente? Probablemente tengas que despertarte más temprano para desayunar plácidamente, pero inténtalo. Comer sin prisas es imprescindible para todos aquellos que deseen adelgazar. Comer despacio y masticar correctamente los alimentos te ayudará a lograr deshacerte de esos kilos de más. Aquí algunos beneficios de comer despacio:

1.- Buena digestión. Masticar más tiempo los alimentos ayuda a la buena digestión y logras un organismo más saludable. La digestión comienza desde que los alimentos están en la boca.

2.- Saboreas los alimentos. Comer despacio te ayuda a no estresarte mientras te alimentas, disfrutas más lo que comes y eso es muy importante para tu satisfacción personal y tu salud.

3.- Te llenas más con menos comida. Comer lentamente hará que tu cuerpo se sienta satisfecho con menos porciones de comida. Después de 20 minutos de empezar a comer tu cerebro manda la señal de que ya estás satisfecho. Es caso contrario si comes rápido, para cuando llegue la señal, ya habrás comido doble porción, y eso afectará tu peso.

4.- Te relajas. Un cuerpo tranquilo aprovecha mejor los alimentos y nutrientes, lo que contribuye además en el estado de ánimo.

5.- Come sanamente. No es lo mismo comerse una torta pachuqueña despacio que una comida más saludable, no se trata únicamente de comer despacio, hazlo sanamente.

6.- Menos gases. Comer DES-PA-CIO, te ayuda a eliminar los dolores estomacales y evitas las flatulencias.

7.- Más oxígeno. Comer lentamente aumenta la cantidad de oxígeno en tu organismo, previniendo las digestiones pesadas o difíciles.

Checa una nota con las características de las personas que logran bajar de peso, dando click aquí.
¿Quieres saber cuáles son los 7 métodos más peligrosos para bajar de peso? Da click acá.
Descubre qué tan efectivo es el sexo para bajar de peso, dando click de este lado.