¡Comparte en tus redes!

7 remedios caseros para heridas

Todos nos hemos cortado o raspado alguna parte de nuestro cuerpo en más de una ocasión, nadie escapa a la posibilidad de hacerse una pequeña pero dolorosa herida. Por eso queremos darte algunos remedios naturales que seguramente tienes al alcance de la cocina y que pueden ayudarte en su curación.

7 remedios caseros para heridas

Antes que nada, no olvides la higiene:

Lava tus manos y lava la herida con agua y jabón. Esta simple medida ayuda a evitar la infección. Para tus manos, utiliza jabón o un limpiador antibacteriano, ya que una infección en tu herida solo haría las cosas más difíciles y un poquito dolorosas. ¡auch!

7 Remedios caseros para heridas

Miel de abeja

Este dulce producto natural que nos regalan las abejas se puede aplicar sobre la herida con muy buenos resultados. La más usada en la curación de heridas es la miel manuka, se produce en Australia y proviene de la flor del árbol manuka. Es muy valorada por sus propiedades antibacterianas y está aprobada por la FDA (Food and Drug Administration) para la curación de heridas.

Ajo

El ajo se ha utilizado durante siglos con fines medicinales, es considerado el rey de los antibióticos naturales y sus propiedades antibacterianas son ideales para proteger las heridas de una infección, además de que ayuda a la regeneración celular, aunque debes usarlo con cuidado, ya que puede irritar la piel. Puede comerse o aplicarse directamente sobre la parte afectada.

Cebolla

A muchos no les agrade la cebolla y al cortarla, te hace llorar. Pero cuando se trata de heridas puede ser la mejor aliada por sus propiedades desinfectantes y antisépticas, su contenido en azufrados orgánicos y enzimas calman el dolor y reducen el riesgo de infección, lo que hace posible la cicatrización. Coloca sobre la herida la fina tela que hay entre capa y capa.

 

Aloe Vera

El aloe vera es uno de los remedios naturales más recomendados por la sabiduría popular. Por su poder cicatrizante y de profunda penetración en la piel, es una de las plantas más usadas en la cosmética e ideal para las heridas. Un estudio de la Universidad Naresuan un Phitsanulok, Tailandia mostró que el aloe acelerar el tiempo de recuperación de las heridas. Simplemente aplica su jugo.

Caléndula

La caléndula es una planta a la que se le confiere gran valor medicinal. Un estudio del Centro Médico de la Universidad de Maryland mostró que la aplicación de caléndula acelera la curación de heridas, toda vez que estimula la epitelización (acción natural de curación dérmica) y ayuda a producir colágeno. Se puede aplicar como ungüento.

Vinagre

Los antiguos griegos usaban el vinagre para cicatrizar heridas y como un antibiótico. Su aplicación tópica es uno de los remedies caseros más usados por las abuelas para limpiar las heridas y eliminar las bacterias gracias a su poder antiséptico del ácido acético. Siempre mezcla el vinagre con agua cuando lo apliques tópicamente.

Tomate

El tomate no sólo es un alimento básico en la cocina, su rica composición lo transforma en un remedio seguro para la salud de la piel, ayuda a cicatrizar las heridas y es un bálsamo contra las quemaduras. El tomate tiene una alta concentración de agua y sustancias antioxidantes, que contribuyen al rejuvenecimiento celular.

 

Si sufres de una herida, solo recuerda estos remedios caseros para curarlas y aliviar el dolor, si no cuentas con uno en casa no te preocupes, puedes conseguirlos todos en la tiendita de la esquina.

Cuándo acudir al médico

Las heridas serias e infectadas necesitan atención médica de primeros auxilios. Debe buscar ayuda si la herida es profunda, si no puede cerrarse por sí sola, si no puede detener la hemorragia o si no se cura. Preste atención a los siguientes síntomas: la zona alrededor de la herida está caliente, se enrojece e inflama, pus y dolor.

Notas relacionadas con remedios caseros para heridas:

7 remedios caseros para la diarrea, dando click aquí.

Remedios caseros con plantas, dando click acá.

Remedios caseros para bajar de peso, dando click de este lado.