Leyenda: El hombre que no respetó el día de muertos

A que no conocías esta leyenda del día de muertos, descubre lo que le pasó al hombre campesino que no respetó la famosa tradición.

Leyenda: El hombre que no respetó el día de muertos

Leyenda: El hombre que no respetó el día de muertos.

A que no conocías esta leyenda del día de muertos, descubre lo que le pasó al hombre campesino que no respetó la famosa tradición.

Leyenda: El hombre que no respetó el día de muertos
Leyenda: El hombre que no respetó el día de muertos.

Parte de nuestras tradiciones más representativas son las leyendas, lo mejor es no dejarlas perder para que sigan estando presentes de generación en generación.

Además las leyendas son una manera muy divertida de pasar el rato, considera hacerlo por la noche, junto a tus conocidos, en medio de una fogata quemando bombones, seguro que será una buena experiencia, si aún no sabes que leyenda contar, a continuación te presentamos una muy interesante, ideal para las fechas del día de muertos.

Leyenda: El hombre que no respetó el día de muertos

Cierto día, hubo un hombre que no respetó y se deslindó completamente de una de las fechas más representativas: «El día de muertos«.

Este hombre no tenía ningún interés en perder el tiempo a lo que el llamaba «simples distracciones».

Se preocupaba principalmente por trabajar arduamente sin parar, era un campesino que se esforzaba por estar al tanto de su tierras y sembradíos.

Leyenda
Hombre campesino.

Cuando llegaron las fechas más importantes del día de muertos, mostró un gran rechazo, diciendo que no le veía importancia a ningún tipo de tradición y que no gastaría su dinero en algo que le quitaría el tiempo por lo que optó por no poner ofrenda para sus familiares muertos y posteriormente se fue a trabajar.

Toda la gente del pueblo desaprobó por completo esta actitud, ya que era algo que debía hacerse para ayudar a los queridos difuntos.

Aún así este hombre decidió encaminarse a su lugar de trabajo, como el creía que debía de ser, llegó a los enormes e imponentes montes y se puso a trabajar, en medio de la soledad y el silencio, comenzó a escuchar ciertas voces que salieron del monte y lo sorprendieron.

Estas tenebrosas voces le imploraban:

-Hijo, hijo

-¡Por favor!, tengo mucha hambre.

El hombre asustado pensó por un momento que era su imaginación debido al fuerte sol que estaba haciendo, sin embargo unos minutos después, escucho más voces de personas que hablaban entre si y decían su nombre.

Después de un rato de poner atención a las voces, se percató que las voces le eran muy conocidas, estas venían de su padre y otros familiares fallecidos.

Leyenda
El campesino escuchó voces de su familiares muertos.

Estas almas pedían desesperadamente por las ofrendas que le habían sido negadas.

Debes leer:Las 7 mejores leyendas de México

Inmediatamente paró todo su trabajo y se retiró rápidamente, llegó a su casa y le contó a su esposa todo lo sucedido, le pidió que matara a un guajolote inmediatamente, además de que preparara unos tamales y colocara un altar rápidamente.

La esposa comenzó en seguida a preparar todo lo que se le había pedido, el hombre campesino se fue a tomar un descanso y se fue a acostar a su hamaca.

hombre en hamaca
Hombre descansando en hamaca.

Su esposa no solo preparó lo que el hombre le había dicho, sino que también se encargó de preparar una gran variedad de platillos típicos de la región, bebidas tradicionales, además de que puso la ofrenda muy detallada, consiguió las velas, el papel picado, las flores de cempasúchil, fotografías y recuerdos de los seres queridos, sin embargo se percató que su esposo no aparecía a pesar del tiempo transcurrido.

ofrenda
Ofrenda.

La esposa decidió ir directamente a despertar al hombre para que pudiera presenciar la ofrenda y platillos, además de que celebraran juntos.

Después de insistirle constantemente, notó que este no respondía y ya no tenía pulso, por lo que cayó en cuenta de que había muerto.

Toda la gente del pueblo supo que su muerte fue consecuencia de no respetar la tradición del Día de muertos, aunque finalmente los muertos obtuvieron su ofrenda, decidieron llevarse al hombre campesino con el fin de darle una lección, ya que no tuvo ninguna intención de ofrecerle algo a los difuntos.

El hombre que no respeto el día de muertos

Y tú ¿Ya pusiste tu ofrenda?

Artículos que no te debes perder:

Leyendas urbanas

El Callejón del Aguacate y las leyendas en torno a él

Cosas que no sabías de la leyenda del charro negro

¿Qué te interesa?
Selecciona los temas de interés sobre
los que deseas recibir noticias: