¡Comparte en tus redes!

La vitamina D y su importancia para los huesos

A_DRIJANSKI_NUEVALa vitamina D muchas veces pasa desapercibida en nuestra vida diaria, pero el día de hoy me gustaría hablar de su importancia en nuestro cuerpo; antes no se escuchaba nada de la vitamina D y recientemente escuchamos que mucha gente se está suplementando o los médicos la están recomendando, ¿Cuál es la importancia de la vitamina D? La importancia de esta vitamina es principalmente estimular la absorción de calcio; esto contribuye a la mineralización óptima del hueso y reduce el riesgo de alguna fractura. Además actúa a su vez como una hormona, reduce el riesgo a enfermedad cardiaca, diabetes y a tener ciertos tipos de cáncer, regula la respuesta del sistema inmune, ayuda a mantener un peso ideal saludable, ayuda a mantener la función cerebral de acuerdo a tu edad, entre otros.

Detectar los niveles bajos de vitamina D en nuestro cuerpo es difícil ya que no hay síntomas claros, como son el cansancio y dolores generales del cuerpo; más no siempre se presentan síntomas. Por lo tanto es muy importante hacerse una prueba de sangre en suero de vitamina D (25-hidroxi vitamina D) cada seis a doce meses para conocer nuestros niveles.

Aproximadamente más del 75% de los adultos mayores pueden tener deficiencia de vitamina D, porque tienden a pasar mucho tiempo dentro de casa y la producen en menor cantidad como respuesta a la exposición al sol, se sabe que una persona mayor a 70 años produce cerca de 30% menos vitamina D que una persona más joven al tener la misma exposición al sol.

La forma más natural y fácil de adquirir la vitamina D es a través de la exposición al sol, sin embargo cada vez sucede menos esto; ya que hoy en día conocemos los efectos nocivos que puede tener el sol en nuestra piel por lo que debemos usar siempre bloqueador solar lo cual disminuye la absorción de esta vitamina. Por otro lado nuestras jornadas de trabajo son largas y por lo general dentro de una oficina o lugares cerrados en donde no estamos en contacto al sol. Las personas con un color más obscuro de piel necesitan estar expuestos más tiempo al sol que las personas de piel clara para absorber suficiente vitamina D. Si estas embarazada o presentas obesidad tus requerimientos de vitamina D se incrementan.

Desafortunadamente, hay pocos alimentos que aportan vitamina D, pero sin ser suficientes, como son el salmón, atún, sardinas y macarela (siempre y cuando no sean de granja), queso, yogurt, huevo y champiñones. En cuanto a los alimentos fortificados con esta vitamina realmente no logran cubrir las necesidades de nuestro organismo. Por lo que la suplementación de esta vitamina es una gran herramienta. Al elegir un suplemento es muy importante que sea de la mejor calidad de vitamina D3 y las dosis que se sugieren varían de 300 UI a 5000 UI depende el grado de deficiencia. Es importante que un doctor supervise la deficiencia y ver la dosis necesaria que se requiere.

Alexandra Drijanski