¡Comparte en tus redes!

#EnriqueceTuDieta con la bomba nutricional del chile

chileSabemos que el chile es un ingrediente indispensable en nuestra gastronomía, pero… ¿estás consciente de que tiene muchas otras propiedades que lo hacen uno de los alimentos más completos?

Además de la capsaicina (que le da el sabor picante), el chile contiene carbohidratos, fibra, proteína, vitaminas A, B y C, azufre, calcio, hierro, magnesio, potasio, yodo, sodio y magnesio.

Todos estos nutrientes, hacen que consumir chile, sin importar su variedad, beneficie a tu organismo de diferentes maneras:

  • Circulación. Su consumo regular mejora la circulación, baja la presión arterial y evita la formación de trombos (coágulos).
  • Corazón. Al reducir los niveles de colesterol en la sangre, el consumo de chile mejora la salud del corazón.
  • Metabolismo. Si quieres bajar de peso, debes aumentar tu consumo de chile, ya que sus propiedades termogénicas estimulan el metabolismo e inhiben el apetito.
  • Buen humor. Aunque no lo creas, el picante estimula la liberación de endorfinas y serotonina, por lo que te sentirás mejor.
  • Piel. La capsaicina es una de las sustancias más usadas para tratar enfermedades de la piel, como el acné, el herpes y la psoriasis; además de que acelera el proceso de cicatrización.
  • Cáncer. Diversas investigaciones científicas han demostrado que el chile tiene la capacidad de matar células cancerosas, por lo que podría utilizarse para prevenir la metástasis.
  • Analgésico. Gracias a la capsaicina y a su alto contenido en antioxidantes, el chile es uno poderoso analgésico y antiinflamatorio.
  • Cabello. Estimula los folículos pilosos acelerando el crecimiento del cabello, y mejorando la apariencia de éste. De hecho, es uno de los ingredientes más utilizados para fabricar productos contra la calvicie.
  • Sistema inmunológico. Dado que es rico en vitamina C y antioxidantes, el chile (sobre todo los que se consumen frescos, como el serrano y el jalapeño) fortalecen el sistema inmunológico y son ideales para reducir las molestias de la gripe.

Ahora tienes más motivos para ponerle chile a todas tus comidas. ¿Cómo prefieres comerlo, crudo, en salsa o escabeche?